27/12/2016 balance

El consumo cierra un año de retracción, pero se espera un repunte en 2017

El consumo se encamina a cerrar el 2016 con una caída del orden del 8%, a causa de la pérdida del poder adquisitivo por la devaluación de la moneda y la inflación superior al 40% que se registró a lo largo del año.

Por Natalia González

De cara a 2017, los analistas proyectan un repunte del nivel de consumo de productos masivos por la desaceleración de la inflación, y la mejora del nivel de actividad económica.

Las ventas minoristas volvieron a caer en noviembre (8,5% interanual) y acumulan once meses consecutivos de baja con una contracción de 7,1%, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"El consumo continúa en el letargo de todo el 2016. Con ese resultado en los 11 meses del año acumulan una baja promedio de 7,1%. El descenso más pronunciado fue en Electrodomésticos y Electrónicos", indicó la CAME.

De acuerdo con la entidad, "la falta de poder adquisitivo fue notoria, como también los altos niveles de endeudamiento en las tarjetas que frenaron muchas ventas, ya sea porque los límites no alcanzaron o simplemente por la necesidad de reducir los pasivos".



Las caídas anuales más pronunciadas en el mes ocurrieron en Electrodomésticos y artículos electrónicos (15,2%), Ferreterías (14,1%), Materiales para la construcción (11,9%), Textil e indumentaria (11,9%), Bazar y regalos (11,4%), Materiales eléctricos (10,8%), y Textil–Blanco (10,7%).

Además, las caídas alcanzaron en noviembre a rubros de productos pequeños y bajo valor, como Bazares y regalerías que tuvieron un derrumbe anual de 11,4%; Bijouterie que cayó 9,6% y Golosinas donde la venta descendió 8,2% anual.

En Calzados, las cantidades vendidas volvieron a caer 7,5% anual, y Alimentos y bebidas bajó 2,9%.

"Sobre fin de año hay mucha incertidumbre entre los empresarios del comercio acerca de cómo se moverá el consumo en diciembre. Sin embargo, se estima que las modificaciones de Ganancias aumentarán la masa disponible en el aguinaldo y eso, sumado a la extensión de los planes de financiamiento en 18 cuotas, podrá ayudar a impulsar las ventas", señaló la CAME.

Según Kantar World Panel, ocho de cada diez argentinos restringieron su consumo en 2016 y la firma proyecta que el consumo caerá este año 4%.

Para la consultora internacional CCR, la compra de bienes elementales volvió a caer en octubre, y los resultados reflejan un desplome de 7,5% para el consumo de los 144 bienes de la canasta, como alimentos, bebidas, productos de tocador y limpieza, en comparación con el mes de agosto que fue de 7,4%.

La inflación en 40% anual y los salarios con subas promedio de 35%, mermaron el poder adquisitivo de los trabajadores que se contrajo 5% respecto del año pasado, luego de una década de crecimiento.

El Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la Confederación General del Trabajo (CGT) aseguró que entre enero y noviembre el valor de los productos básicos aumentó 42,3%.

Además de la suba de los precios de los bienes, el gasto de los hogares se vio afectado por los aumentos de tarifas a lo largo del año en los servicios básicos.

Según el último informe económico mensual de IAE Business School, apuntalar el consumo será la prioridad de 2017.

"Nunca dejó de serlo por la vigencia del Ahora 12, la atención de los planes sociales existentes y la compensación a los jubilados. El consumo representa el 75% del PBI y por eso es clave para la reactivación futura", agregó el informe económico del IAE.


Para leer el cable de la noticia acceder a:
https://cablera.telam.com.ar/cable/437242