22/12/2016 literatura

Allegados y discpulos recuerdan a Alberto Laiseca

El escritor falleció este jueves a los a los 75 años en la Ciudad de Buenos Aires y fue recordado por quienes pasaron por sus talleres, lo admiraron y retomaron su "realismo delirante", como "un gigante", "el gran narrador argentino" y un "escritor maestro de escritores".

"Lai fue todo lo que uno puede imaginar que tiene un gran maestro. Un maestro zen como algunos de esos que aparecen en sus obras. Un monstruo de lo más querible, que siempre sabía guiar a uno a largarse a escribir, a comprometerse por completo con los mundos que uno lleva adentro", aseguró el escritor Leandro Ávalos Blacha.

Para el autor de "Malicia", el principal legado de Laiseca es "el compromiso con todo lo que hacía y su motivación a comprometerse con la literatura por completo".

En diálogo con Télam, resaltó "cómo practicaba para grabar los cuentos de terror, practicar las lecturas, verlo quemarse las pestañas porque jamás iba a reseñar un libro sin leerlo. Un enorme ejercicio de trabajo y a la vez pura libertad".

Alan Ojeda, periodista y escritor que también pasó por los talleres de Laiseca, señaló: "El año 2016 se llevó muchas cosas, pero se las llevó de forma violenta, como quien te arranca lo que puede desde lo íntimo. Hoy me entero que hace poco se llevó a uno de los grandes monstruos vivos de la literatura argentina. Se llevó al brujo humorista, al gigante, al verdadero conde Drácula: Alberto Laiseca".

Ojeda definió a Laiseca como a "una de esas personas que siempre dio todo y recibió muy poco a cambio. Quiso a sus talleristas como a su propia familia e hizo de la literatura su única forma de vida".

Por los talleres que el escritor argentino dictó en los barrios de Caballito y Flores, y en el Centro Cultural Rojas, también pasó Juan Guinot, autor de la novela "2022 La Guerra del Gallo", que manifestó su "eterno agradecimiento" a quien definió como su "maestro y amigo". Y aseveró: "El universo agradecerá su arte por los siglos de los siglos".

Juan Carrá, autor de "Lima, un sábado más" y "Lloran mientras mueren", recordó que "hace unos años" lo escuchó en el Festival Azabache "narrar 'La caída de la casa Usher' de Poe, de memoria... una bocha de gente estaba en silencio, escuchando y prestándole atención a cada inflexión, agregados, morisquetas": "debe haber sido la única mesa en la historia del festival en la que hubo silencio, en la que no querías perderte ni un segundo de lo que estaba pasando".

Carrá resaltó que "lo que más le llegó" de Laiseca fue lo que escuchó en boca de sus discípulos: "A ellos, mucho queridos amigos, les mando un abrazo en este día de dolor. Definitivamente se fue un escritor maestro de escritores".

El narrador y dramaturgo mexicano Alberto Chimal, quien compartió un libro de cuentos con Laiseca ilustrado por Nicolas Arispe, lamentó a través de Twitter la partida del escritor a quien definió como un "gran narrador argentino".


El autor de la novela "Los Sorias", novela mítica de más de 1.500 páginas, y de una veintena de libros entre los que se cuentan "Aventuras de un novelista atonal" y "La hija de Kheops" falleció este mediodía en el Hospital Británico del barrio porteño de Barracas.

Laiseca había nacido el 11 de febrero de 1941 en la ciudad santafecina de Rosario, y desde hace un año y medio vivía en un geriátrico del barrio de Flores, donde era visitado por algunos de sus discípulos, entre los que se encuentran Selva Almada, Leonardo Oyola, Sebastián Pandolfelli, Guinot y Ávalos Blacha.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/437075