17/12/2016 Siria

Unos 4.000 sirios esperan ser evacuados en dos poblados chiitas

Entre las personas que está previsto que salgan de Al-Fua y Kefraya hay heridos graves. La evacuación de podría permitir que se reanude la de los asediados en el este de la ciudad de Alepo.

Unas 4.000 personas aguardan para ser evacuados de un momento a otro de las ciudades de mayoría chiita Al-Fua y Kefraya, en la provincia siria de Idleb, donde están cercados por grupos rebeldes armados y milicias islamistas, informó este sábado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La organización, cuya sede está en Londres aunque cuenta con una red de informantes en la zona, señaló que aún no ha accedido ningún vehículo ni ambulancia a las dos localidades pero se espera su llegada para dar comienzo a la operación.

Según el Observatorio, todo está preparado para la evacuación.

Entre las 4.000 personas que está previsto que salgan de Al-Fua y Kefraya hay heridos graves que no pueden recibir tratamiento dentro de los pueblos, además de huérfanos y los parientes de otros que ya fueron evacuados anteriormente.

Unas 20.000 personas habitan en las localidades de mayoría chiita, entre ellos 7.000 menores de edad y 4.500 combatientes leales al gobierno sirio, además de milicianos del grupo libanés Hezbollah, que lucha en el bando gubernamental, informó la agencia EFE.

La evacuación de Al-Fua y Kefraya podría permitir que se reanude la de los asediados en el este de la ciudad de Alepo (norte), en virtud de un acuerdo entre las partes en conflicto.

Ese pacto podría ampliarse ahora a otras dos localidades sitiadas, las de Madaya y Al Zabadani, en el noroeste de Damasco, cercadas por milicianos de Hezbollah, según la televisión libanesa Al Mayadín, afiliada al movimiento chiita.

El viernes quedó suspendida la salida de civiles y combatientes de los barrios orientales de Alepo porque no había empezado aún la evacuación de Al-Fua y Kefraya, una de las condiciones impuestas por Irán, aliado del gobierno de Damasco y de Hezbollah.

La televisión siria acusó a "terroristas" de haber violado el acuerdo de alto el fuego en Alepo y de cortar la carretera por la que debía discurrir la evacuación de enfermos y heridos de Al-Fua y Kefraya.

Mientras, fuentes opositoras aseguraron que milicianos iraníes abrieron fuego contra las caravanas de evacuados y retuvieron a algunos de ellos, lo cual hizo que la evacuación se suspendiera unas 24 horas después de su comienzo.