07/12/2016 aniversario

Hace 42 años, Víctor Galíndez se consagraba campeón mundial

Víctor Emilio Galíndez tocó el cielo con las manos el 7 de diciembre de 1974 cuando consiguió consagrarse campeón mundial de los mediopesados tras derrotar al estadounidense Len Hutchins por nocaut técnico en el decimotercer round.

Por Gustavo Lenti



El Leopardo de Morón era para muchos más peleador que boxeador pero el coraje que desplegaba arriba del ring atraía a los espectadores que le valoraban su entrega total.

Y esa noche, Galíndez no fue solo coraje sino también que boxeó y de que manera.

El bonaerense había sufrido un accidente de auto semanas antes de la pelea y su promotor, Tito Lectoure, le había sugerido postergar el pleito. Pero Galíndez sabía que estaba ante una oportunidad única y no quería desaprovecharla.

Probablemente esa tensión acumulada antes de la pelea hizo que el argentino saliera de manera desaforada a golpear a su rival, a quien ya tiró en el primer round.

El dominio del Leopardo de Morón era abrumador y Hutchins volvió a caer en el cuarto y octavo round ante un Luna Park exultante por el trabajo de su ídolo.

A esa altura el árbitro venezolano Jesús Celis dudaba si parar la pelea y así evitar que Galíndez siguiera castigando al norteamericano.

Finalmente, tras ver como su púgil era volteado nuevamente en el round 12, el rincón de Hutchins tomó nota de la situación y el boxeador no salió a pelear en la vuelta 13.

Cuando dejó el boxeo se dedicó al automovilismo y lamentablemente allí encontró la muerte el 25 de octubre de 1980, a los 31 años, cuando fue atropellado durante una competencia el día que debutaba como acompañante de Antonio Lizeviche en una carrera de Turismo Carretera.
etiquetas