19/11/2016 durante la dictadura militar

Formosa: piden 25 aos de prisin para un ex gendarme acusado de delitos de lesa humanidad

Se trata del ex comandante de la Gendarmería Horacio Rafael Domato, acusado de privación ilegítima de la libertad en 31 casos, aplicación de tormentos agravados en otros 27 y cuatro hechos de desaparición forzada de personas.

El Ministerio Público Fiscal pidió al Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa que condene a la pena de 25 años de prisión al ex comandante de la Gendarmería Nacional Horacio Rafael Domato, acusado de delitos de lesa humanidad.

Los fiscales Luis Benítez y Marisa Vázquez acusaron al ex gendarme de los delitos de privación ilegítima de la libertad en 31 casos, aplicación de tormentos agravados en otros 27 y cuatro hechos de desaparición forzada de personas que tuvieron como víctimas a Mirtha Leónidas Insfrán, Ricardo Borgne, Fausto Augusto Carrillo Giménez y Luciano Ramón Díaz.

En estos últimos casos, formularon la acusación alternativa de "desaparición forzada en función de tormentos seguidos de muerte".

Además, los representantes del MPF acusaron a Domato en carácter de coautor del delito de asociación ilícita, al señalar que asignó apariencia legal a las privaciones ilegales de la libertad de los prisioneros políticos mediante la instrucción de falsas causas por "actividades subversivas".

Domato (75) fue asignado al área militar 234 en agosto de 1976 bajo el grado de Segundo Comandante de Gendarmería Nacional, con sede en el Regimiento de Infantería de Monte número 29, en Formosa, y allí funcionaba un centro clandestino de detención durante la última dictadura.

En su alegato, la Fiscalía precisó que el acusado brindó un "aporte esencial a la estructura represiva", que consistió en asignar apariencia legal a las privaciones ilegales de la libertad de los prisioneros políticos mediante la instrucción de falsas causas.

Como instructor sumariante de las causas abiertas a las víctimas por la presunta comisión de "actividades subversivas", Domato obtenía confesiones mediante la aplicación de tormentos, que en algunos casos provocaron la muerte de los interrogados.

El acusado estuvo prófugo entre 2005 y 2012, siendo capturado en Córdoba y llegó a juicio oral en mayo pasado.

El tribunal que lo juzga, integrado por Ángel Nardiello (presidente), Gabriel Vega y Hugo Decaria fijó a partir del 2 de diciembre los alegatos de la defensa.

Para leer el cable completo de la nota acceder ahttps://cablera.telam.com.ar/cable/420443