19/11/2016 innovación

Califican como “óptimo e inclusivo” el uso de teléfonos móviles para aprender

Los estudiantes del Liceo Víctor Mercante, que depende de la Universidad Nacional de La Plata, usan teléfonos móviles para aprender matemática, experiencia que fue calificada como “óptima e inclusiva” por los docentes.

Los estudiantes del Liceo Víctor Mercante usan teléfonos móviles para aprender matemática, experiencia que fue calificada como “óptima e inclusiva” por docentes del establecimiento, que depende de la Universidad Nacional de La Plata.

“La iniciativa de usar aplicaciones para teléfonos móviles surgió con el propósito de transformar la clase de Matemática en un espacio innovador, inclusivo, y que resulte más motivador para los alumnos del nivel medio”, contó la docente Patricia Bozzano, responsable de la experiencia.

La profesora enfatizó que “el rasgo que sobresale en la experiencia es el inclusivo”, por la total participación de los alumnos en el aula.

Para el uso del recurso se emplea una plataforma llamada Kahoot, con una aplicación para celulares que permite la edición de una plantilla, en este caso con fines educativos.

La aplicación es usada con jóvenes del primer y tercer año: “Los alumnos participan activamente porque esta herramienta tecnológica les resulta muy familiar y es de uso cotidiano”, dijo la docente respecto a un recurso que es motivo de polémicas en la actualidad.

Precisó que los celulares “permiten al docente elaborar una plantilla con problemas, ejercicios y preguntas, plasmados sobre una plataforma informática a la que los alumnos acceden a través de sus teléfonos”.

A manera de ejempló mencionó que una vez planteadas las preguntas “los chicos responden a través de sus teléfonos y sus respuestas quedan guardadas en una base de datos a la que tiene acceso el docente y cada respuesta correcta suma puntos, mientras que las incorrectas, restan".

Como la tecnología les permite incorporar conocimientos desde un espacio de entretenimiento, el alumno o grupo que más puntos suma con sus respuestas resulta ganador.

“Durante este período se exploran conocimientos que son necesarios para el aprendizaje de un nuevo saber matemático” dijo Bozzano, quien busca la resolución de problemas a través de acertijos y puzzles matemáticos.

Esta tecnología, “al plantear la resolución de problemas matemáticos como un juego de competencia, también despierta en los chicos un gran espíritu de cooperación y solidaridad, e incluso cada logro alcanzado se celebra con efusividad, cosa que no suele ocurrir con los esquemas tradicionales de enseñanza de las matemáticas”.

En la educación bonaerense está permitido el manejo de celulares y tablets en el aula como herramientas pedagógicas.

Las autoridades el área entendieron que “las tecnologías de la información y la comunicación no son meros aparatos cuyos efectos positivos o negativos dependen de su uso: constituyen una dimensión importante de las culturas contemporáneas en tanto tienen la capacidad de configurar y transformar un conjunto de prácticas, saberes y representaciones sociales", balanceó.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/420436