16/11/2016 Crdoba

El Valle de Calamuchita ofrece mltiples alternativas para disfrutar de los ros y sierras cordobesas

La pesca deportiva, el buceo, el windsurf, el trekking y las cabalgatas, los recorridos por museos y sitios históricos son algunas de la amplia gama de actividades recreativas que se pueden realizar en la región.

Por Jorge Garmendia


La pesca deportiva, el buceo, el windsurf, el trekking y las cabalgatas por zonas serranas, los recorridos por museos y sitios históricos y una amplia gama de actividades recreativas en algunos de sus tantos espejos de agua y bosques, son los atractivos turísticos salientes que ofrece para este verano el valle cordobés de Calamuchita.

Ubicado en el centro de Córdoba, a 80 kilómetros al suroeste de la capital provincial por las rutas Provincial 5 y Nacional 36, el Valle de Calamuchita limita con las Sierras Chicas al este y las Sierras Grandes y el Valle de Traslasierra al oeste, y con la Quebrada del Condorito y el Valle de Paravachasca, al norte y al sur, respectivamente.

Además, contiene a los ríos Espinillo, Los Reartes, Santa Rosa, Grande, Quillinzo y La Cruz, entre otros, y al Arroyo Corto, Embalse del Río Tercero, Segunda y Tercera Usina, Cerro Pelado, Piedras Moras y Los Molinos.

Con sus lagos, sus bosques de pinos, algarrobos y quebrachos, sus estrechos valles y quebradas y los cerros Champaquí, de 2.890 metros, y Los Linderos, de 2.809 -los más elevados de las Sierras de Córdoba- el valle cuenta con paisajes ideales para descansar en un recorrido de sólo 70 kilómetros.

Además, ofrece la belleza de sus localidades, algunas de ellas con aspecto centroeuropeo, como Santa Rosa, Villa General Belgrano, Embalse, La Cumbrecita, Amboy, Villa Yacanto, Villa Rumipal, Villa Ciudad Parque y Los Rearte, que se destacan por su encantos naturales y por el desarrollo de una amplia oferta gastronómica y de hospedajes.

El secretario de Turismo de Santa Rosa, Mariano Bearzotti, le dijo a Télam durante una recorrida por 12 de las 28 localidades del Valle de Calamuchita, que "el turismo aventura es una actividad que crece año tras año y por eso apuntamos a ese segmento para este verano".

Santa Rosa, la primera ciudad del valle y la segunda en importancia por su magnitud, brinda la posibilidad de realizar trekking, mountain bike y recorridos en cuatriciclos y a caballo en pleno contacto con la naturaleza.

En ese sentido, la directora de Turismo de Embalse, Carla Vittone, señaló que "nuestra localidad cuenta con el mayor espejo de agua construido en Córdoba y con paisajes que sintetizan la conjunción perfecta entre la naturaleza y la fuerza del hombre".

La preponderancia de los paisajes naturales y la tranquilidad son los atractivos salientes de Amboy, donde según su secretario de Turismo, Marcelo Maldonado, "la llegada de visitantes se duplicó en los últimos dos años" llegando "hasta las 50 mil visitas en el verano".

Villa Rumipal, ubicada en el corazón del valle y asentada sobre la cuenca hídrica más importante de la provincia, tiene la ventaja de contar con costas de lago y de río y por ese motivo "tenemos una ubicación que refleja las Sierras de los Comechingones y el Cerro Champaquí y que crea un marco ideal para disfrutar de los colores únicos de los atardeceres", sostuvo Facundo Suárez, secretario de Turismo de ese pequeño pueblo cordobés.

Villa Ciudad Parque, bañada por los ríos Del Medio, Los Rearte y el lago Los Molinos, y dueña de frondosos bosques de eucaliptos y cipreses, también centrará su oferta en las actividades náuticas, y según la directora de Turismo de ese poblado, Cintia Valdés, a esos efectos "se trabaja para mejorar la infraestructura turística ampliando los servicios de agua y luz".

Los Rearte tiene una costanera de ocho kilómetros,por lo que el río y los valores de la vida de campo, son los puntos fuertes de la oferta turística de este pueblo, donde, según su directora de Turismo, Valeria Colarco, "se resguardan las construcciones antiguas y se respeta el valor histórico de sus edificios".

Villa Yacanto, que está rodeada por las Sierras Grandes y coronada por el cerro Champaquí, y los distintos ríos y arroyos que forman parte de su relieve y corren entre parajes como San Miguel de los Ríos, Puente Blanco, El Durazno, Río Grande y Estancia La Florida, es el punto de partida para apreciar la belleza de los pueblos serranos.

"El pueblo atrae por su belleza natural, por su tranquilidad, por su gastronomía y por su variada oferta de alojamiento", remarcó su secretaria de Turismo, Stella Raccaro.

Por último, Villa General Belgrano, la ciudad más importante del valle, y La Cumbrecita, el único pueblo peatonal de Argentina, ofrecen, además de hermosos parajes cerca de ríos y arroyos, la alternativa de disfrutar de la arquitectura típica de las viejas aldeas centroeuropeas, en un marco donde los bosques de quebracho y algarrobo y los espejos de agua también son protagonistas.

"El atractivo saliente de nuestro pueblo es la belleza de sus construcciones y su tranquilidad, factores que están garantizados por un código de convivencia y por normas que se respetan a ultranza", indicó la directora de Turismo de La Cumbrecita, Janina Quinteros.

"La idea es no cambiar la fisonomía que le otorgaron sus creadores, que en su mayoría eran inmigrantes alemanes, suecos y austríacos, e integrarla a los requerimientos de los turistas", aseguró por su parte Cintia Ramírez, directora de Turismo de Villa General Belgrano.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/418264