06/11/2016 novedades discogrficas

Atrs hay truenos y Florencia Andrada, con nuevos trabajos

La banda neuquina se destaca con su nuevo álbum "Bronce", mientras que la vocalista juega sabiamente con su voz en el soul y el funk en "A pesar de la tormenta". También resalta el trabajo de la banda El Zombie con su disco "Amanece", en el que incursionan en reggae, ska y swing.

ATRÁS HAY TRUENOS-“BRONCE”

 Tercer disco de esta banda neuquina, radicada en Buenos Aires, que viene cosechando elogios de sus canciones desde su disco anterior “Encanto”, con un pop elaborado, elegante que mezcla elementos del krautrock, de la psicodelia y del rock indie de los 90.

Pero en esta ocasión el grupo formado por Diego Martínez en bajo, coros y sintetizadores; Héctor Zúñiga en batería y percusión; Ignacio Mases en guitarra y Roberto Aleandri en voz, guitarra y sintetizadores, le tienen una mano y homenajean al Charly García de los 80, el de “Parte de la religión” y “Como conseguir chicas”.

Esa influencia García se nota en “bronce” con arreglos épicos de teclados, guitarras y piano, que recuerda las baladas que García compuso solo o junto a Fabi Cantilo en finales de los 8’0 y 90. Acá los neuquinos desnudan sus sentimientos y todo circula gracias a los teclados generando ambiente y la batería apoyada por octapads, percusión y timbales en una emotiva canción.

“Perro” tiene un inicio de space rock con los teclados y la letra mezcla un pase nocturno por el cielo o por la tierra a través de los ojos de un perro, con la participación de Juan Cruz Palacio y la tucumana Luciana Tagliapietra en sintetizadores que tienen un rol protagónico.

“Encuentro” es melancólica, emocional, también en un plano muy ambient con arreglos de viola y contrabajo, además de los sintetizadores. “Cara de mapa” cambia la cara del disco con una tracción más a sangre, con un buen groove, un ritmo bien new wave y la voz más urgida por la letras y las pasiones que subyacen bajo las letras.

En “Río Negro” tiene a la guitarra al frente, acompañado por teclados y unas voces bien trabajadas y procesadas para una canción que recuerda la adolescencia de los integrantes de la banda, pasando tardes hermosas en el Alto Valle regadas por el Río Negro que recorre Cipolletti y General Roca.

“Consuelo” es un hermoso medio tempo, muy delicado con un buen trabajo de la guitarra que tiene un alto componente pop que recuerda Los Encargados y a lo mejor de Daniel Melero en una canción muy bien lograda. “Para siempre” sigue en ese pulso del medio tempo y los Truenos logran la síntesis perfecta entre Charly García y Melero en una canción muy bonita, con un gran trabajo de la guitarra y la batería con un pulso impecable.

“Euro, el reino de tu amor” es una canción sobre la libertad, sobre el destino salvaje de cada persona, con un ritmo muy post punk, new wave en la que Aleandri cruza sus voces con Rosario Blefari, ex Suarez actual Sue Mon Mont.

Este muy buen disco de Atrás Hay truenos, editado por el sello platense Laptra, se cierra con el instrumental “interminable”.

FLORENCIA ANDRADA-“A PESAR DE LA TORMENTA”

 Segundo disco de una de las voces femeninas argentinas más interesantes a la hora de interpretar ritmos negros como el soul, el funky, el góspel, el R&B, y que nuevamente con composiciones propias vuelve a demostrar que esos ritmos le calzan como a nadie.

Andrada, corista de la banda rockera Támesis, se referenció en la vieja escuela del soul
Estadounidense pero también en figuras actuales como Charles Bradley y Sharon Jones & The Dap Kings, aunque siempre cantando composiciones propias en español.

Contó con invitados como el tecladista Germán Weidemer, el guitarrista argentino Roberto Porzio, el trompetista Hugo Lobo y el aporte internacional de Binky Griptitie, guitarrista de Sharon Jones & The Dap Kings del sello neoyorkino Daptone Records.

En el disco la acompañaron Julio Fabiani en guitarra, Homero Tolosa en batería, Mauro Bonamico en bajo, Anahí Fabiani en teclados, Pilar Padin y An Díaz en coros, Julia Rosa en percusión, Nahuel Viola y Yair Lerner en trompeta y Sebastián Álvarez y Santiago Zarba en saxos.

El álbum abre con la souleada "Un cuento" con el inicio de voces, el sonido bien vintage de guitarras, teclados y batería y la voz de Andrada bien al frente hasta que en el estribillo entran los bronces en un momento más power, además de un buen arreglo de guitarras y un final magistral.

"Resistir" es un balada souleada que abre con un buen arreglo de guitarras y después los coros y el Hammond acompañan a Florencia Andrada, además de los bronces en el estribillo, mientras que "Nuestro destino" es un funky nocturno bien lounge con un buen groove de la base, los arreglos de Hammond y el sonido grave de los bronces.

"Nunca te des por vencido" es puro R&B muy dramático y sentido, con un gran trabajo de la voz de Andrada, los arreglos de los vientos y una gran participación de los coros, mientras la vocalista va arrojando gotas de su talento en diferentes puntos de la canción.

"No hay que caer" es un funky movedizo, groovero, con Andrada jugando junto a los vientos y la base avanzando con rapidez. "Muralla" tiene un inicio jazzy con un inicio a piano y bronces. "Vivís" abre con la hermosa voz de Andrada seduciendo, romántica, lastimada acompañada por una guitarra hasta que la banda ingresa y al convierte en un apasionado soul.

Un buen groove se apodera de "Ahora", los juegos de las guitarras, Andrada se enoja con su amante y los bronces arreglan un funky, con un interesante intermezzo entre las voces y la base, a la que luego se le suman los vientos. "Cree" tiene apertura a trompeta que recuerda a una ranchera mexicana, pero luego el Hammond, la base y la voz de Andrada la convierten en un soul cortavenas por un par de estrofas hasta que la banda gana velocidad y gira más a un estilo disco medio tempo.

El disco cierra con la optimista melodía de "Basta" con arreglos de guitarras, piano y Hammond, bronces y Andrada que se pone lounge y desde el escenario de un casino seduce a los presentes, aunque la letra critica a los hipócritas y cínicos con un gran lucimiento vocal tanto de la cantante como de sus coristas.

EL ZOMBIE-“AMANECE”

El disco abre con el ska instrumental “1930” donde destacan los trabajo de los bronces y del piano, mientras que “Round One” es pura new wave rockera con un gran arranque de la batería con las voces de Agustina Palpebra al frente con mucha presencia del resto del grupo entre ellos su fundadores Guillermo Vega en guitarra y voz, Mauricio “Mao” Raggio en bajo, Pablo Kemmler en batería, Lord Hamburgo en teclados, Santi Soto en saxo y Luciano Raggio en trombón.



“Extraño” es un reggae bien potente a dos voces entre Palpebra y Vega, con un buen trabajo de los bronces, mientras que en “For You” Vega se hace cargo de la voz para un swing al estilo de los grupos de swing como la orquesta de Brian Setzer. En “Para y mirá” la banda le da un inicio tanguero a un ska de contexto social en la que la banda sostiene la voz de Watan Trinch.

“Thanks Lord” es un hermoso reggae a dos voces, bien arreglado, pegadizo, veraniego, playero, donde el Zombie confirma su carácter de orquesta.

El ska vuelve de la mano de las dos voces de la banda en “Cuando no estas” que se mantiene con mucho frenesí. La atmosfera de aquella película “Swingers” protagonizada por Vince Vaughn y Jon Favreau, en cuya banda de sonido destacaban los Big Bad Voodoo Daddy mezclados con Bobby Darin y los Jazz Jury, regresa en “Zorra”, en “Tatuajes” y en el clima lento de “Lost”.

Mientras que el reggae bien elaborado destaca en canciones como “Happy” y en la pop “Mi mundo”, de este disco editado por el sello indie Scatter Records.

Para acceder al cable de la noticia, ingresar a https://cablera.telam.com.ar/cable/413262