26/10/2016 empresas

La transformacin digital "es mucho ms que herramientas tecnolgicas", aseguran expertos

La transformación digital de las empresas no se limita a la incorporación de tecnología, sino que involucra a una cultura corporativa que necesita acomodarse a las nuevas demandas de los trabajadores más jóvenes, según indicaron a Télam diferentes capacitadores y consultores.

Atada a la transformación digital, que en el caso de la Argentina es promovida desde el Ministerio de Producción, a través de la Subsecretaría de Servicios Tecnológicos y Productivos está la automatización de procesos y la robotización.

Desde el Banco Mundial sostienen que esta transformación significará que el 60% de los empleos actuales desaparezca en el mediano plazo, lo que a su vez coincide con una nueva generación de trabajadores, hoy menores de 30 años, para quienes lo digital está en su vida cotidiana.

"No es un tema de tecnología sino de negocios" afirmó en diálogo con Télam Gustavo Guarana de Snoop Consulting, para destacar que a diferencia de la introducción de la informática y de internet el empuje hacia la transformación "está siendo impulsado en la mayoría de los casos por gente de negocios y no tanto por las áreas tecnológicas".

Para Guarana los consumidores son los que llevan a las empresas a digitalizar su negocio y puso como ejemplo que a un cliente bancario "en el nuevo escenario digital le preocupa más cómo funciona la aplicación móvil de la entidad, que saber a cuantas cuadras está la sucursal fija más cercana".

Como marcó la directora de la unidad de recursos humanos de Accenture para América Latina, Alejandra Ferraro, "lo digital ya está en lo cotidiano" y son las empresas las que deben "adaptarse a las nuevas generaciones", que a diferencia de los "adictas al trabajo", priorizan el balance entre la vida personal y la laboral.

Por su parte, Nelson Duboscq, uno de los fundadores de Digital House, remarcó que la "transformación digital es masiva y la velocidad es dramáticamente superior a cualquier otro momento".

Ferraro, en ese sentido consideró que hay un "gap entre dónde se produce la transformación y la velocidad a la que se produce", entretanto "hay que reforzar todo lo que no será robotizado", así como "acompañar" a los trabajadores que hoy tienen más de 35 años para que incorporen "nuevas habilidades".

Pero no sólo los empleados sino también los líderes de equipo, ya que en su opinión las empresas deben apuntalar las llamadas soft skills, es decir habilidades de gestión, tales como comunicación, liderazgo y gestión, recursos humanos, marketing y ventas, gestión de proyectos, gestión del tiempo, entre otras.

"Los empleos se van a transformar y la automatización habilitará a que los trabajadores se dediquen a otras tareas", por lo que los líderes "deben mostrar un compromiso con el empleado para acompañarlo en el proceso", agregó Ferraro.

Esa transformación, según estiman especialistas en todo el mundo, obligará a una modernización de las regulaciones laborales, que incluyan por ejemplo los contratos por proyectos, o la eliminación del concepto de "presentismo" en las empresas.

En cuanto a la reacción del empresariado argentino sobre esta transformación los consultados coincidieron en que depende de los rubros, y que en general las empresas argentinas están en un estadio primario de transformación digital de sus procesos.

La capacitación del personal dividió aguas, ya que mientras Ferraro y Sebastian Divinsky de Educación IT indicaron que las empresas están invirtiendo en esta área, Gustavo Guarana (Snoop Consulting) y Nelson Duboscq (Digital House) señalaron que proporcionalmente es mayor la demanda de cursos y capacitación de individuos "que vienen por las suyas" que de grupos enviados desde las empresas.

Duboscq, en diálogo con Télam sostuvo que "el público en general tiene más demanda. Las empresas tienen una dualidad que resolver: saben que tienen que estar hora formándose pero no quieren perder horas de trabajo".

En su experiencias las empresas multinacionales llevan a capacitar a su gente porque es una decisión de la casa matriz, mientras que en el caso de las pymes "viene el dueño, se inscribe a el y a dos hijos o empleados de mucha confianza".

"Entre el público en general el 80% tienen entre 20 y 35%" y se inscriben en los cursos de programación, promoción web, aplicaciones móviles y marketing móvil, agregó.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/406195
etiquetas