22/10/2016 Tailandia

El gobierno pidi a Google que borre artculos contra la monarqua

El Ejecutivo solicitó al gigante tecnológico que restrinja los resultados a contenidos considerados de lesa majestad, delito penado con hasta 15 años de cárcel.

El Ejecutivo de Tailandia pidió la colaboración del gigante tecnológico Google para borrar resultados a artículos que las leyes locales pueden considerar que lesionan a la monarquía, un delito penado con hasta 15 años de cárcel, según el viceprimer ministro Prajin Juntong.

Prajin reveló que mantuvo una reunión con representantes de la compañía para quejarse sobre el material en las redes que injuria a la Corona encontrado a través del buscador o en Youtube.

El viceprimer ministro indicó a los medios que más de 100 artículos o vídeos que contienen insultos a la Casa Real de Tailandia fueron publicados desde el 13 de octubre, día del fallecimiento del monarca Bhumibol Adulyadej, a los 88 años.


No obstante, en un comunicado enviado por Google al diario tailandés "The Nation", la empresa estadounidense niega que vigile de manera particular los mensajes publicados por usuarios tailandeses y que simplemente considera las peticiones realizadas por Bangkok para borrar algunas publicaciones.

En el comunicado, Google explica que los gobiernos notifican los contenidos que cree ilegales para que sean revisados por la compañía y, si así es considerado, se "restringen".

La información sobre la monarquía tailandesa es un asunto muy sensible en el país debido a la ley de lesa majestad, que castiga con entre 3 y 15 años de cárcel a quienes critiquen o emitan comentarios que se consideren insultantes para la familia real.

La muerte del rey Bhumibol, el único soberano que han conocido la mayoría de los tailandeses y considerado por sus súbditos como un ser casi divino, símbolo de unidad y guía de la nación, sumergió al país en un periodo de luto.

Tras el fallecimiento del monarca, el príncipe heredero, Vajiralongkorn, de 64 años, solicitó un tiempo para poder guardar duelo antes de acceder al trono, en respeto a su progenitor.