13/10/2016 Estados Unidos

Trump acus a los medios de fabricar denuncias en su contra

El candidato republicano acusó al The New York Times y a la revista People por publicar testimonios de presuntas víctimas de abusos sexuales por parte del magnate.

Trump acusa a Hillary y a los medios


Donald Trump dijo este jueves que las acusaciones en su contra de abuso sexual o vejaciones hechas en las últimas horas por varias mujeres son "total y completamente falsas" y parte de una campaña coordinada de los medios y de su rival Hillary Clinton para calumniarlo y perjudicarlo.

Con sus ambiciones presidenciales en jaque por las denuncias y por la reciente difusión de un video en el que hace comentarios lascivos sobre las mujeres, Trump dijo en un acto en Florida que su campaña es una "amenaza existencial" al establishment político de Estados Unidos.

En su primera aparición en público desde la difusión de las nuevas denuncias en una serie de entrevistas con diversos medios, el magnate inmobiliario dijo en en la ciudad de West Palm Beach que las acusaciones eran "total y completamente falsas" y un "ataque feroz y coordinado" de la prensa y la campaña de Clinton.

El aspirante republicano a la Casa Blanca agregó que tiene evidencia que niega las acusaciones y que la divulgará "en el momento apropiado", informó la cadena de noticias CNN.



Trump dijo que el "establishment político" quiere detenerlo y agregó que, para la prensa, "nada está fuera de alcance".

Más temprano, y desde su Twitter, el candidato acusó al diario The New York Times y a la revista People, dos de los medios que publicaron testimonios de presuntas víctimas de abusos sexuales por parte del magnate, de fabricar denuncias falsas en su contra.

Trump calificó de "historia falsa" e "invención total" lo revelado el miércoles a la noche por The New York Times.



El rotativo neoyorquino recogió el testimonio de dos mujeres, Jessica Leeds y Rachel Crooks, que denuncian haber sido objeto de abusos por parte del hoy candidato presidencial republicano.

Leeds, que ahora tiene 74 años, explicó al periódico que hace tres décadas el magnate se abalanzó "como un pulpo" sobre ella en los asientos de primera clase de un avión y que le tocó los pechos e intentó meter la mano por debajo de su falda.

Crooks, por su parte, relató que en 2005, cuando tenía 22 años y trabajaba en la Trump Tower de Nueva York, coincidió con el magnate en un ascensor de ese edificio y que él, que no la conocía de nada, la besó en la boca.

En otro tuit, Trump respondió también al testimonio de una periodista de la revista People que asegura que, durante una entrevista que le hizo en 2005, el magnate abusó de ella.

"¿Por qué la autora del artículo de hace doce años en la revista People no mencionó el incidente en su historia? ¡Porque no sucedió!", escribió Trump.

De acuerdo con el relato de la periodista Natasha Stoynoff publicado en People, durante una entrevista que les hizo en 2005 a Trump y a su esposa, Melania, el magnate la llevó a una habitación de un hotel de su propiedad en Palm Beach (Florida), donde la encerró y besó sin su consentimiento.

Antes de reencontrarse con Melania y volver al "modo marido cariñoso, como si nada hubiera sucedido", Trump, según la periodista, todavía tuvo tiempo de seguir acosándola: "Sabes que vamos a tener una aventura, ¿verdad? (...) Vamos a tener una aventura, te lo digo".

Stoynoff decidió guardar silencio entonces porque estaba "avergonzada" y "temerosa" de lo que Trump le pudiera hacer.

La campaña de Trump ha calificado el artículo de The New York Times de "ficción" y considera que las denuncias son una "difamación coordinada y completamente falsa" contra el candidato republicano.

Además, los abogados del magnate, del bufete Kasowitz, Benson, Torres & Friedman, invitaron al rotativo neoyorquino a retirar el artículo, rectificar y pedir perdón o, de lo contrario, interpondrán una demanda contra el diario.

A los testimonios aparecidos en el New York Times y People hay que sumar el de Mindy McGillivray, que contó al The Palm Beach Post que Trump la "toqueteó" en 2003 al término de un concierto en un hotel de Florida.

Este escándalo, el mayor de entre todas las polémicas que ha protagonizado Trump durante la campaña electoral, comenzó el pasado viernes con la divulgación de un video de 2005 en el que el magnate alardea de besar y tocar las partes íntimas de las mujeres sin su consentimiento.

Trump ha negado haber abusado o agredido sexualmente a mujeres y ha calificado los comentarios del citado video de "solo palabras" y "charla de vestuario".