05/10/2016 Polonia

Frenan la prohibicin del aborto tras una multitudinaria marcha

El Parlamento encargado de revisar la propuesta de prohibición del aborto y penas carcelarias para quienes lo practiquen recomendó rechazar la iniciativa.

La comisión del Parlamento polaco encargada de revisar la propuesta de prohibición del aborto y penas carcelarias para quienes lo practiquen recomendó este miércoles rechazar la iniciativa, tras las multitudinarias manifestaciones del lunes pasado. 


Si bien esta recomendación se someterá -previsiblemente este jueves- a votación, este miércoles el viceprimer ministro polaco, Jaroslaw Gowin, reconoció que las protestas masivas contra la prohibición total del aborto hicieron "reflexionar a su partido" que gobierna con mayoría absoluta y dijo que el Parlamento no aprobará el controvertido proyecto de ley que incluía cárcel para quienes lo practiquen. 

Por el momento, el partido gobernante Ley y Justicia le retiró su apoyo a la iniciativa popular que, con 500.000 firmas, busca la prohibición total del aborto en Polonia e incluye penas de cárcel para las mujeres que lo hagan. Un proyecto de ley que fue admitido en el Parlamento el último 23 de septiembre.

También este miércoles, el presidente del Senado, Stanislaw Karczewski, dijo que "se tendrán en cuenta las protestas" y sostuvo que la comisión que trabaja este controvertido proyecto de ley "no iniciará por ahora su actividad". 



El partido Ley y Justicia, fuerza cercana a los postulados de la Iglesia Católica, permitió aprobar esta iniciativa gracias a su mayoría absoluta en la Cámara baja, pero este miércoles dio marcha atrás. 

En tanto, la iglesia católica polaca reiteró este miércoles en un comunicado su apoyo a la prohibición total del aborto, aunque se desmarcó de la posibilidad de imponer penas de cárcel para las mujeres que aborten y para aquellos que les practiquen la interrupción. 



La fuerza popular que se vio en las calles de Varsovia el lunes pasado no sólo dio la vuelta al mundo, sino que los hombres del gobierno decidieron reflexionar sobre este las modificaciones punitorias a la ya restrictiva ley vigente. 

Miles de mujeres vestidas de negro le dieron cuerpo al denominado "Lunes Negro", e incluso varias empresas polacas dieron el día libre a sus empleadas en solidaridad con la protesta, que a través de las redes sociales había pedido a todas las mujeres del país "ausentarse del trabajo, alegar enfermedad o cualquier otro pretexto" para sumarse a las marchas.

"Es inadmisible que nos puedan impedir tomar una decisión así, el Estado no puede arrogarse la capacidad de decidir nuestro futuro, y menos unos políticos como los que gobiernan Polonia", explicó la abogada y activista Karolina Wiekiewic, durante la manifestación. 

Colectivos feministas y organizaciones de derechos humanos habían convocado a las polacas a una huelga general para expresar su rechazo a la modificación de la actual ley del aborto.



"Sentimos, como mujeres, que desprecian nuestra vida y nuestra opinión, que nos convierten en simples madres antes que en personas con derecho a vivir una vida plena, así que hay que posicionarse y salir a la calle", agregó Ewelina Milanowska, otra manifestante. 

La legislación vigente, que data de 1993 y es considerada una de las más restrictivas de Europa, sólo permite la interrupción del embarazo en caso de violación o incesto, cuando supone un riesgo para la salud de la madre y cuando el feto presenta malformaciones graves.