05/10/2016 CABA

Consideran que el aumento de escrituras es por mayor crdito hipotecario y blanqueo de capitales

De las 4.222 escrituras de compraventa de agosto último, 613, es decir un 14,5%, fueron suscritas con crédito hipotecario.

Agentes del sector inmobiliario consideran que el aumento del 43,9% en la cantidad de escrituras de compraventa en la ciudad de Buenos Aires en agosto último en relación con el año anterior, obedece a una combinación de razones que tienen que ver con un mayor movimiento del crédito hipotecario y por el blanqueo de capitales. 


"El crecimiento en el número de escrituras en agosto último es importante. Hay que tener en cuenta que en agosto del año pasado había mucha incertidumbre electoral y el mercado estaba parado. Ahora hay más movimiento por el crédito hipotecario y el blanqueo de capitales", dijo a Télam Mario Gómez, secretario del Colegio Profesional de Corredores Inmobiliarios de la ciudad de Buenos Aires (Cucicba).

A su criterio, la cifra más confiable para tener en cuenta respecto de la evolución de las ventas inmobiliarias es la mejora del 13% que se dio en los primeros ochos meses de este año, en comparación con el mismo período del año pasado.

En cuanto al hecho de que, de las 4.222 escrituras de compraventa de agosto último 613 de ellas, es decir un 14,5%, fueron suscritas con crédito hipotecario, dijo que "es una mejora respecto de etapas anteriores, pero aún hay mucho para crecer".

Recordó que la mejor época de los préstamos para comprar viviendas fue la década de los 90, cuando los créditos permitían concretar el 26% de las operaciones, en tanto que en el resto del mundo el porcentaje era del 90%. "En la era del kirchnerismo el crédito fue del 6%, por lo que la mejora actual es un intermedio entre la de la década del 90 y la anterior administración", opinó.

El informe del Colegio de Escribanos indicó que la mayor concentración de escrituras se dio en la franja de $700 mil, y que el promedio de las transacciones inmobiliarias fue de $2.048.862. 

Gómez explicó que "se movió la franja de inmuebles de menor valor, los monoambientes, porque en general es la primera vivienda que se accede a partir del crédito inmobiliario. Los bancos lo más que dan son $2 millones, y la mayoría de la gente pudo acceder a préstamos de $1 millón", explicó.

"El sector inmobiliario sigue de cerca el tema del blanqueo y los desarrolladores se mueven para absorber el costo del sinceramiento fiscal, de manera de que lo que la gente paga por el blanqueo ellos se lo descuentan del precio de los departamentos", explicó.

A su turno, Alejandro Juan Bennazar, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), dijo a Télam que "el mercado inmobiliario viene creciendo hace 15 meses y el mes de agosto último fue un mes bisagra. Hoy se pueden comprar propiedades porque el dolar está estable y hay crédito hipotecario. Esto lleva a que en los meses por venir haya reacomodamiento en los valores, cercano a 10%. Por eso recomendamos que el que pueda adquirir una vivienda, lo haga", aseguró.

A su turno, Julio Rubacha, de la inmobiliaria Rubacha y Vigna, dijo a Télam que "las ventas crecen" pero que ese aumento del 43,9% responde a una combinación de razones, ya sea por las nuevas transacciones o la escrituración de edificios vendidos.

A su criterio, la cantidad de créditos hipotecarios que se usan para las operaciones de compra es "creciente", y dijo que muchos prefieren las líneas del Banco Nación porque mantienen la tasa fija de 14% en los primeros tres años.

"Las otras líneas que se ajustan por inflación a veces son percibidas como más riesgosas para el que las toma", dijo Rubacha.
En tanto, Roberto Ledo, director de la inmobiliaria Bullrich, dijo a Télam que el aumento de las escrituras obedece a que "se están escriturando las obras que empezaron hace tres años. Son ventas que se hacen en el pozo, en emprendimientos nuevos", explicó.

Dijo que el mercado inmobiliario muestra signos de leves mejoras. "Hay indicios, más consultas. Un pequeña reactivación, pero la mejora grande aún no se dio", afirmó.

A su criterio, el crédito hipotecario aún no despegó en su totalidad "porque las tasas son altas, no hay fondeo en los bancos y lo que tiene que bajar es la inflación", explicó.

"La cantidad de transacciones que se hace con hipoteca va mejorando, aunque aún es exigua. El faltante de viviendas es muy grande y el acceso que pueda tener un trabajador medio, un empleado, es escaso, y el pago de la vivienda le demandará un tiempo de plazo prolongado", opinó.