23/09/2016 hacktivismo

"Tensin en la red": una crtica tecnolgica que cruza la cultura hacker, el arte y el activismo

El encuentro interdisciplinario será el próximo 30 de septiembre en el Centro Cultural Paco Urondo. Según los organizadores, la jornada busca "producir acciones concretas que desafíen conceptos adquiridos".

El cruce entre el universo hacker, el arte y el activismo serán el eje el próximo 30 de septiembre de una jornada interdisciplinaria que, bajo el nombre "Tensión en la red", contará con talleres sobre privacidad y programación, performances artísticas y charlas para "producir acciones concretas que desafíen conceptos adquiridos" explicaron los organizadores.

El encuentro, que se realizará entre las 15 y las 22 en el Centro Cultural Paco Urondo (25 de Mayo 201, Ciudad de Buenos Aires) con entrada libre y gratuita, es una invitación "a reflexionar colectivamente sobre la relación entre el mundo virtual y la vida cotidiana", y se propone "aprovechar el potencial del arte para generar conciencia y acciones hacktivistas", indicaron desde la organización.

"Buscamos salir un poco (de lo cotidiano) y compartir información, comunicarnos desde otro lugar y pensar otros sistemas, reflexionar. Es también como un punto de resistencia: mecanismos que están latentes y de los que no nos damos cuenta porque la tecnología se disfraza demasiado", señaló en diálogo con Télam el director de la jornada, el artista brasileño Fagner Pavan.

"Esta propuesta agarra todo este modus operandi del día a día para encontrarse con el arte", agregó.

Tensión en la red, como los organizadores llamaron a la jornada, es el título de un libro del periodista y escritor Esteban Magnani, que en el encuentro brindará una charla sobre soberanía tecnológica y cooperativismo.

"Hay un discurso monocromático acerca de la tecnología que es el que baja desde la publicidad, tanto la directa como la encubierta por el periodismo. Por eso es muy difícil apelar a otras ideas sobre la tecnología, y entonces cobra importancia acercar a las personas desde otras miradas críticas", explicó el periodista a Télam.

La jornada contará con un taller a cargo del Partido Pirata Argentino, en donde "se va a enseñar a la gente a cuidar su privacidad en el teléfono móvil y la computadora", informó Pavan, por lo que quienes asistan deben llevar sus propios equipos.

También habrá un taller de "programación musical para no programadores", donde representantes del espacio Puerta 18 capacitarán a los asistentes con nociones básicas sobre desarrollo aplicado.

Por su parte, el artista plástico Hernán Bermúdez realizará una escultura en vivo con chatarra tecnológica, y habrá una conferencia a cargo del activista brasileño Pablo Capile, uno de los creadores del sitio de narrativas independientes Midia Ninja.

En tanto, junto con Magnani, el especialista en cooperativismo y tecnología Leonardo Monk brindará una charla sobre software libre.

A su vez, el investigador sobre bienes comunes y doctor del Conicet Ariel Vercelli proyectará imágenes y leerá fragmentos de su artículo "Hacia un derecho pleno de copia", en simultáneo con una obra de danza titulada "Bocetado CopyRight vs. Copyleft" dirigida por Pavan a cargo del Colectivo Dominio Público.

También actuará el colectivo Ciber Punks, que pondrá en escena su "dramaturgia hipertextual" sobre el "universo hacker, el periodismo de datos, Wikileaks, Bradley (Chelsea) Manning, Edward Snowden, Guantánamo, la vigilancia en el mundo contemporáneo, el software libre, Internet, Facebook, Google, Twitter y Microsoft, atravesado por la tensa relación entre control, libertad y confort propia del mundo virtual".

Ciberpunks / Colectivo Dominio Pblico - CDP


Elaborada por el mismo colectivo y dirigida también por Pavan, Ciber Punks "tiene pequeñas escenas de gente que trabaja desde la computadora dirigiendo la vida de otras personas, como los que manejan un dron de guerra a la distancia o los que deciden quien pasa y quien no por una frontera", explicó Magnani, quien participó de la redacción del primer guión de esta performance.

Son "pequeñas escenas que buscan generar estos estímulos. La idea es que no sea aburrido para los que ya conocen en el tema, pero les llegue a los que no saben", continuó, y valoró que la crítica a ciertos usos de la tecnología tiene un efecto más lograda a través de relatos que apelan a las emociones.

El programa completo y las inscripciones a los talleres pueden realizarse a través de la página de Facebook