15/09/2016 arte

Claudia Fontes: “Trabajo en el borde de la práctica artística, donde puedo encontrar preguntas para explorar”

Radicada desde hace una década en Brighton, Inglaterra, es autora de la famosa escultura de un desaparecido sobre el Río de la Plata denominada "Reconstrucción del retrato de Pablo Míguez".


La artista argentina Claudia Fontes, quien representará a la Argentina en la próxima edición de la Bienal de Venecia 2017, brindará una conferencia de prensa el próximo 14 de octubre para ampliar los detalles de su obra "El problema del caballo", una instalación escultórica que hace alusión al "fracaso del paradigma moderno en asegurar nuestra sustentabilidad en el planeta, observado desde el punto de vista de un caballo".

Radicada desde hace una década en Brighton, Inglaterra, y autora de la famosa escultura de un desaparecido sobre el Río de la Plata ("Reconstrucción del retrato de Pablo Míguez"), Fontes dijo en diálogo con Télam que para el proyecto de la Bienal, "una escena que representa una acción detenida en el tiempo", tuvo en cuenta "la materialidad del pabellón argentino en Venecia".

El proyecto de Fontes (1964) fue seleccionado días atrás por un comité integrado por Rodrigo Alonso, Mercedes Casanegra, Américo Castilla, Marí­a Teresa Constantí­n, Fernando Farina, Inés Katzenstein, Fabián Lebenglik, Adriana Rosenberg y Andrés Duprat, director del Museo Nacional de Bellas Artes, quien además de jurado será el curador del envío nacional a la exposición de arte que tendrá lugar de mayo a noviembre del año próximo.


- Télam: El proyecto "El problema del caballo" cuestiona la idea de nación y estado moderno. ¿Puede detallar un poco más sobre el mismo?
- Fontes: Me han pedido de Cancillería que aún no dé detalles sobre el proyecto, que se presentará oficialmente en una conferencia de prensa el 14 de octubre. Puedo adelantarte, sin embargo, que hace alusión al fracaso del paradigma moderno en asegurar nuestra sustentabilidad en el planeta, observado desde el punto de vista de un caballo. La escena que voy a mostrar representa un momento de relampagueo histórico en el que se desnuda el patrón y mecanismo de extinción que creamos nosotros mismos y en el que estamos atrapados como especie.


- T: ¿La obra tiene en cuenta el espacio arquitectónico donde estará emplazada y el contexto de la bienal?
- F: El edificio del pabellón es parte constitutiva de mi proyecto y lo usaré como un 'objet trouvé' (objeto encontrado), así que mi consideración por el espacio va más allá incluso de tener en cuenta el aspecto arquitectónico. De todos modos, trabajo siempre tomando como punto de partida no sólo la carga simbólica del espacio que va a albergar la obra sino también la especificidad del suceso en el que la obra se inscribe. En el caso del proyecto para la Bienal, tomé en cuenta la materialidad del pabellón argentino en Venecia, es decir, la información económico-política atrapada en sus materiales (ladrillo, hierro y madera), la carga semántica del edificio desde el punto de vista histórico (el uso que se le dio originariamente fue el de taller de fundición de cañones y balas de cañón para los barcos mercantes y de guerra que se construyeron en el Arsenale de Venecia entre los siglos XII y XVIII), y el significado contemporáneo de la Bienal de Venecia como institución, tomando en cuenta que es la única institución en la escena artística global que insiste en perpetuar en el siglo XXI la tradición decimonónica de representaciones nacionales en un evento 'universal' (o global, en términos contemporáneos).


- T: ¿Cuáles son las principales temáticas o preocupaciones presentes en sus obras?
- F: Me preocupa encontrar modos de hacer desde el borde, creo que es allí donde podemos encontrar preguntas más interesantes para explorar: trabajar en el borde de la práctica artística, sin el peso de tener que responder a expectativas ajenas de qué es el arte ni de cómo deberíamos comportarnos alrededor del mismo. Como es natural, las temáticas van fluctuando a medida que maduro. En este momento estoy retomando una pasión de mi adolescencia, que es explorar la zona de transición entre animalidad humana y no humana y las posibilidades de convivencia y aprendizaje mutuo que pueden generarse en esa zona de transición.


- T: Su obra de mayor reconocimiento en la Argentina está en el Parque de la Memoria y vinculada a los derechos humanos. ¿Esa temática estará de alguna manera presente en el proyecto de Venecia?
- F: No de la manera directa y específica en que la "Reconstrucción del retrato de Pablo Míguez" aborda el tema, que es desde el punto de vista de los procesos de creación de memoria colectiva. Sí de manera indirecta, desde el momento en que los abusos que nos infligimos los humanos los unos sobre los otros son resultado de la lógica establecida por el sistema de relaciones de poder inconducente al que aludo con "El problema del caballo".