01/09/2016 Ciudad de Buenos Aires

Preocupa a las autoridades el estado de los hoteles donde residen personas en situacin de vulnerabilidad

Malas condiciones de higiene y seguridad y hacinamiento son algunas de las características de esos hoteles porteños, por lo que desde el gobierno nacional buscarán impulsar estrategias de egreso a "condiciones superadoras".

Malas condiciones de higiene y seguridad y hacinamiento son algunas de las características de los hoteles donde residen personas en situación de vulnerabilidad, por lo que desde el gobierno nacional buscarán impulsar estrategias de egreso a "condiciones superadoras", en tanto las organizaciones sociales temen que "se clausuren estos espacios y la gente quede en la calle".
El problema habitacional que atraviesa la Ciudad


"Cuando llegamos en diciembre de 2015 nos encontramos que había familias viviendo en hoteles pagados por las Secretaría Nacional de Niñez Adolescencia y Familia (SENNAF). No se trata de un programa específico sino que se encontraban dentro de otro programa, el de fortalecimiento familiar", describió a Télam Andrea Ventura, Directora Nacional de Promoción y Protección Integral de la SENNAF.

Concretamente, el beneficio que otorgaba la Secretaría era el pago por persona y por día del hotel, en el marco de ese fortalecimiento que busca "empoderar a las familias para que puedan garantizar los derechos de salud, educación y vivienda de los niños".

"En ese marco, lo que se está haciendo desde la Secretaría es citar a las familias que reciben este beneficio para conocerlas, abrimos un legajo por caso -la mayoría estaba sin legajo- y asignamos un operador de vínculos para que trabaje caso por caso", explicó la funcionaria.

Ventura describió que "muchas familias se presentaron ante nosotros para pedir entrevistas, en ellas nos dijeron que los hoteles eran deficientes, que querían vivir de otra manera; entonces comenzamos a trabajar estrategias de egresos de los hoteles".

La funcionaria explicó que la idea es "que sean ellos mismos quienes puedan cobrar el subsidio para que elijan su lugar de residencia" y aclaró que "sabemos que esto no es fácil, pero la idea es acompañarlos en esas búsquedas hacia una situación superadora".

"Nos parece importante aclarar que en ningún caso se deja de pagar hotel, no se deja a nadie en la calle. Esta es una situación que la SENNAF heredó y que se va hacer cargo. Esto no implica que de aquí en más vayamos a trabajar con toda la población de calle, es un programa acotado a las familias que ya recibían el beneficio", aclaró Ventura.

Las familias "censadas" por la Secretaría son 250; sin embargo, las organizaciones nucleadas en la "Asamblea de Hotelados de la SENNAF" relevaron unas 400 familias alojadas en más de 30 hoteles en distintos puntos de la ciudad.

"Las citaciones generaron mucha incertidumbre en la gente. Nosotros estamos de acuerdo en que hay que blanquear esta situación, ponerle un nombre al programa, pero lo que pedimos es que las familias participen en ese proceso y que mientras tanto nadie quede en la calle", señaló a Télam Horacio Avila, referente de Proyecto 7.

Y continuó: "Es verdad que muchos hoteles están en malas condiciones, no todos, pero la solución no es clausurarlos sino controlarlos y exigirles las condiciones y mientras tanto hay que generar construcción de viviendas dignas y definitivas; no se puede pensar en desalojos compulsivos porque lo que se da entonces es que el Estado se saca de encima la problemática".

Por su parte, Jorge Barone, de la Coordinadora de Inquilinos de Buenos Aires, expresó "es cierto que los hoteles están en malas condiciones, las organizaciones no vamos a defender a los hoteleros porque ellos han hecho su negocio con esto; sí nos resulta llamativo el planteo porque se trata de los mismos hoteles que pagan a su vez en Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, entonces, por qué un Estado sí y otro no".

Según el relevamiento de las organizaciones, en este proceso de "reformulación del beneficio", la SENNAF retiró ya el subsidio a al menos once personas "con diferentes excusas": "Por ejemplo, a una familia le dejaron de pagar porque su hijo cumplió los 18 años, a otra no le pagaron más un integrante del grupo familiar, y así en los últimos dos meses se fue recortando", sostuvo Barone.

Por su parte, desde la Secretaría niegan que "se haya dejado de pagar ningún hotel" y aseguran que "al menos 20 familias ya aceptaron cobrar directamente y se las está acompañando".

En 2015, la Asesoría Tutelar de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario realizó un relevamiento sobre unos 125 hoteles que funcionan con dos Programas del Gobierno de la Ciudad: el de "Apoyo Habitacional" y el de "Atención de Familias en Situación de Calle", muchos de los cuales son los que pagan también la SENNAF.

Según este estudio, aunque el 50% señalaba estar habilitado, más de la mitad presentaba irregularidades y el 92% tenía baño y cocina compartidas.

"Para la vida diaria de un niño las condiciones son muy adversas, los chicos tienen que dormir en la misma habitación que sus padres, primos o tíos, jugar, comer, hacer los deberes, todo en el mismo espacio, y cuando hay patios no se permite que los niños juegen", describió en su momento el titular de la Asesoría Tutelar, Gustavo Moreno.

Actualmente, el Estado paga 75 pesos por día por habitación, si un hotel tiene alojada a una familia con cuatro integrantes en la misma habitación (en general son más), cobraría casi diez mil pesos mensuales.

Más allá de las familias que son alojadas con subsidios, si bien no existe una cifra exacta de toda la población hotelada en la Ciudad de Buenos Aires, fuentes judiciales estimaron que se trata de más de mil familias.