28/08/2016 novedades

Blues Motel, Las pias y Fer Mercadal se destacan entre los lanzamientos

La banda rockera Blues Motel celebra sus 20 años de carrera con "Abrazo Insomnio", un disco con canciones nuevas, el trío femenino platense Las Piñas traer surfer y rock indie en su primer álbum, mientras que el cordobés Fer Mercadal sorprende con su trabajo.


BLUES MOTEL-“ABRAZO INSOMNIO”/

Nuevo disco de esta banda ya con 20 años de carrera que recorre el camino del rock más stoniano lo mezcla con el country, elementos del blues y hasta cositas del glam rock.
El grupo formado por Gabriel Díaz en voz, Adrián Herrera en guitarra, Ariel Herrera en bajo, 
Maxi Larreta en batería, Nacho Piedrabuena en guitarra y Sebastián Voyatjides en piano, teclados.
El combo de Tigre confió en Manza Esaín, de Valle Muñecas, para la grabación del disco que arranca con la rockera “El juego de los engaños” con un riff bien stoniano y buenos arreglos de piano.
“Al final del viaje” es un rockito rutero con slide, buenos pianos y coros bien marcados acompañando a la voz, mientras que “Así están las cosas” es un blues resentido contra una estrella rockera que traiciono a su publico y a sus orígenes.
“Y ahora qué?” es un rock con el piano acompañando el riff inicial, con las voces y los coros metiendo la dejadez y la suciedad del glam con mucho estilo. “Putreblues” es un blues campesino con la slide, acústicas, la base sonando como un viejo alambique y los Blues Motel logran un interesante clima en este tema.
La armónica embellece el rock cruzado con country “Un buen recreo”, bien romántico, bien trabajado, con muy buenos arreglos. “La copa de más” es una lograda balada con un muy buen trabajo de las guitarras y las voces.
“Termino medio” es un medio tempo con una fuerte letra existencialista que sobre el estribillo tiene a Blues Motel poniendo fuerza, subiendo el volumen y soleando con buen gusto. Un interesante trabajo de las guitarras abre la hermosa balada “Oro y espuma” arreglada con un Hammond y la banda luciéndose aportándole desgarro y desolación a la canción.
Esa línea se mantiene con más aroma a rock sureño en “Nadie lo va a saber”, donde la guitarra se luce con un gran solo, y la letra habla de dos chicas adversarias que resuelven todo en la cama con un tercero en el medio. El cierre del disco con “En la orilla” es también con un medio tempo con un gran trabajo de las guitarras y los teclados. “Qué importa?” es un rock enojado con las violas riffeando y los teclados apoyando, mientras que “Se hace tarde” es puro rock stoniano.
= = = = = = = = = = = = =
LAS PIÑAS-“ESPANTO CARIBE”/

Primer disco de este trio rockero femenino que fue editado en Argentina por el sello Crang Records y por una discográfica indie texana gracias a su formula de surfer rock, punk, rock indie y ciertos elementos del shoegaze.
El disco abre a toda velocidad con un riff bien rockabilly al igual que el beat de la batería las voces calmadas, bien en formato indie en “Panteras” que dura menos de dos minutos. Las integrantes del trío Sofía Cardich en voz y guitarra, Antonela Perigo en coros y batería y Celina Ortale en bajo, eluden cualquier parecido con otras bandas surfer en canciones como “Hawaii” que tiene una atmósfera hasta melancólica al estilo de Teenage Fanclub.
“Costa Este” tiene una letra bien playera, pero el sonido urgente de una guitarra casi dark, marca que las Piñas no son las típicas surfer girls rubias y de bikini, más allá de un excelente punteo metido en plena canción.
Las Piñas curten playa y mar inclusive en invierno como se percibe en “Olas Asesinas” donde el rock indie gana espacio mientras las chicas cuentan desde la arena como sus amigos arriesgan sus vidas haciendo surf, con olas y monstruos de cine Clase B que los quieren devorar.
Cardich con su dejadez al cantar, su tono casi monocorde es una característica del disco y hace notable el descubrimiento por la simpleza con la que cuenta que “unos chicos están descontrolados” en “Los Chicos y las chicas”.
El surfer rock y el rockabilly vuelven con la poguera “Pizza” en un minuto y medio invita a romperse los hombros y las clavículas al pie del escenario. “Pesadilla” tiene una tracción más lenta, una pizca de melancolía y traza una línea que se mantiene en “Tormenta”, donde la banda juega a oscurecer un poco su sonido. Este notable y elogiado disco debut cierra a puros acordes surf con “Tiburón”, una canción que tranquilamente podría figurar en el soundtrack de la saga de filmes bizarros “Sharknado”, un clásico del cine chatarra.
= = = = = = = = = = = = = =
FER MERCADAL-“MUSICA DEL ESPACIO”/

“Música del espacio" es el sexto disco del cordobés Fer Mercadal y, como dice el título, se trata de un trabajo que bien podría haber sido concebido para la reciente expedición a Júpiter de la Nasa.
Mercadal, así, invita al oyente a sumergirse dentro de su mundo, donde los sonidos son todos iguales de válidos, elegidos con minuciosidad para dar los toques y las intensidades necesarias.
No es un disco más de electrónica minimalista, sino que se trata de un trabajo pensado desde su producción en el detalle, que genera ambientes que lo llevan a uno a ser parte de él y no el simple espectador de un artista.
Para el viaje de la Sonda Juno a Júpiter fue Trent Reznor, de Nine Inch Nails, quien compuso unos tracks que acompañaron todo el marketing, mientras que lo propuesto por Mercadal bien podría ser la banda de sonido de un viaje más íntimo y lisérgico.
Esta edición del sello independiente Basura!, que lleva editados más de 50 discos con descarga gratuita en su página web, trae 10 temas en los que el chill out, el house y algo de triphop se entremezclan con guitarras y rítmicas más cercanas al 4 por 4.
"Música del espacio" es un disco que a uno le dan ganas de estar un vaso de Martini, apoyado contra una columna en una habitación semi oscura y con luces azules y blancas merodeando sobre uno.
Además, como un homenaje a aquellos discos de Jaime Sin Tierra, el emblema indie porteño por excelencia, Mercadal mecha en tres canciones frases extraídas de audios pregrabados, uno de los cuales es dedicado al hombre y a la naturaleza ("Intento").
Mercadal es un músico de Villa María que cuanta con cinco álbumes anteriores: "Ídem", "París 7:30", "Equis" y "Mudo", "Suite".
"Música del espacio", masterizado por Manuel Schaller en Puro Mastering, será presentado el 15 de septiembre a las 20 en el Caras y Caretas (Venezuela 330) como parte del colectivo artístico de Esta Vida No Otra, junto a "Tierra marcada", de El Halli Obeid, y "Gospel para el no creyente", de Third World Orchestra.