27/07/2016 opinin

A 35 aos de Teatro Abierto: un faro en la oscuridad

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel opinó para Télam sobre el movimiento del Teatro Abierto, que surgió el 28 de julio de 1981 como una reacción cultural contra la dictadura militar.

Por Adolfo Pérez Esquivel (*)
La dictadura militar impuesta el 24 de marzo de 1976, provocó graves daños a nuestro pueblo, con miles de desaparecidos, torturados, encarcelado y exiliados; fue un plan sistemático de dominación en el continente por la Doctrina de Seguridad Nacional, impuesta por los Estados Unidos.

A pesar de la política represiva, tuvo como respuesta la resistencia de sectores del pueblo que no claudicaron, ni se dejaron someter por el miedo y la censura, como fue la resistencia de los organismos de derechos humanos.

Muchos artistas, escritores y actores compartían el mismo caminar y resistencia para recuperar la libertad y el derecho del pueblo, se sumaron actores y militantes en diversos países que apoyaban con manifestaciones y actos frente a las embajadas argentinas, reclamando por los desaparecidos y prisioneros por la dictadura militar.

Teatro Abierto fue un faro en la oscuridad, una esperanza de llevar el pensamiento y el compromiso de la resistencia cultural frente a la opresión, generando un movimiento social, artístico y político desde 1981 hasta 1985.

El dramaturgo Carlos Goroztiza, recientemente fallecido, en 1981 estrena "El acompañamiento", en su larga tradición de militante. Muchos otros suman su voluntad y compromiso en al resistencia cultural de Teatro Abierto, como Tito Cossa, Osvaldo Ragún, Griselda Gambaro, Pepe Soriano, Luis Brandoni, Eduardo Pavlovsky, Carlos Semigliana, entre muchos otros que se sumaron a la resistencia y actores como Carlos Carella y Ulises Dumont.

A la semana, la represión militar mandó a un grupo comando a incendiar el Teatro El Picadero para reprimir e imponer el miedo y silenciar el pensamiento, la protesta cultural y la resistencia de los artistas, quienes no ceden frente a la agresión y ese ejemplo de lucha y dignidad va sumando otras expresiones de la resistencia, como Danza Abierta, Poesía Abierta, Cine Abierto.

Teatro del Pueblo, ese espacio del teatro independiente fundado por Leonidas Barletta, en ese lugar y en el Teatro Tabaris, retoman la resistencia cultural de Teatro Abierto.

Para la lucha contra la dictadura militar que llevaban los organismos de Derechos Humanos y organizaciones sociales, religiosas, sindicales y políticas, fue como el aire fresco para continuar la resistencia y mostrar al mundo lo que ocurría en el país; se sumaron y apoyaron desde cada lugar, personalidades como Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, artistas de otros países como Joan Manuel Serrat, Simon Signoret e Ives Montand, el Chango Miguel Angel Estrella, pianista argentino en Francia, artistas y personalidades de Alemania, Bélgica, entre muchos otros referentes.

Al cumplirse 35 años de Teatro Abierto, es necesario hacer memoria para que nos ilumine el presente y nos ayude a caminar para construir una sociedad más justa y fraterna y saber que la dominación no comienza por lo económico. La dominación comienza por lo cultural y es importante tener presente los valores culturales, la resistencia de Teatro Abierto deja sus puertas y escenarios abiertos a la creatividad y la libertad de las nuevas generaciones.

Gracias compañeros y compañeras que libraron la batalla del pensamiento y la acción cultural.

(*) Premio Nobel de la Paz.