05/07/2016 Hasta el 31 de julio

Una muestra para espiar a travs de la cerradura

En el Centro Cultural Recoleta el artista Hernán Salvo expone "Mirar no es suficiente", una serie de cajas de madera con formas de prisma, que en su interior resguardan pequeñas construcciones escénicas.

La exposición "Mirar no es suficiente" del artista Hernán Salvo, que se exhibe hasta el 31 de julio en el Centro Cultural Recoleta, reúne una serie de cajas de madera con formas de prisma, que en su interior resguardan pequeñas construcciones escénicas.

El hermetismo de estas cajas no es total, ya que en los laterales de cada prisma existe una abertura tipo cerradura que permite acceder al interior y transitar con la mirada por estos espacios internos.

El artista propone una observación de la realidad cargada de simbolismo: los elementos que conforman estas escenas pueden ser pasillos, puertas, corredores o universos.

Las cajas son de madera lustrada de una terminación impecable y por dentro el cuidado en los detalles en la escena, hacen de estas obras objetos sensuales e inquietantes.

"Me interesa resignificar la instancia de observación, un cuestionamiento de la mirada y de lo que se ve, de la realidad y de lo subjetivo”, cuenta el propio artista nacido en 1976, que se formó en el IUNA y egresó como docente de Escultura.

"El uso de la cerradura para mi es interesante como elemento formal y simbólico, para acercarse a nuevas observaciones; la llave que abre nuevas perspectivas de alguna situación", agrega.

La crítica de arte Mercedes Casanegra escribió sobre esta exposición: "En estas obras, Salvo revierte el espectáculo hacia la interioridad no sólo ambiental sino personal. Nos recuerda que la mirada es individual, que remite al interior y que indica la necesidad de un tránsito".

La muestra se podrá visitar hasta el 31 de julio, de martes a viernes de 13.30 a 20.30 y sábados, domingos y feriados de 11.30 a 20.30 en la sala 12 del Centro Cultural Recoleta, Junín 1930.