30/06/2016 mercado inmobiliario

Aument un 30% el valor de los terrenos en la Ciudad de Buenos Aires

Es debido a que los desarrolladores inmobiliarios transcurrieron los últimos dos años comprando tierra en la ciudad de Buenos Aires a la espera del momento propicio para lanzar sus emprendimientos.

Los desarrolladores inmobiliarios transcurrieron los últimos dos años comprando tierra en la ciudad de Buenos Aires a la espera del momento propicio para lanzar sus emprendimientos, y el valor del terreno en ese período aumentó cerca del 30% en dólares, según coincidieron representantes del sector.

La operatoria de comprar tierras y capitalizarse a la espera de la oportunidad se denomina 'landbanking', y fue el negocio central de los desarrolladores durante los años 2014 y 2015.

La extensión de los créditos hipotecarios y la oficialización del blanqueo son medidas que impactarán en la reactivación del mercado inmobiliario, y mientras se concretan los inversores hacen reserva de tierra, un bien escaso en la ciudad.

El desarrollador Guido Wainstein, director del Grupo KWZ, explicó que “en los últimos 18 meses adquirimos tierra para lanzar más de 40 mil m2 al mercado, la cual ya se capitalizó e incrementó su valor generando un impacto positivo en el inversor".

"Por un lado, apostamos al barrio de Belgrano para tres nuevos desarrollos orientados al segmento corporativo triple A, y zonas como Abasto, Flores y Caballito para productos orientados a la clase media que se adecuen al sistema de crédito hipotecario que viene trabajando el gobierno a través de las UVIS y del Banco Nación”, indicó.

La explicación de este fenómeno tiene su sustento en la centralización que está viviendo la ciudad, y en este sentido, Pablo Lowestein, socio director de Haus Developers, indicó que "la demanda actual está centralizada en viviendas residenciales en la zona de Belgrano R, Palermo y en algunos polos más recientes como Villa Urquiza que son sitios con mucho verde, calles empedradas y lotes ubicados cerca de medios de transporte para llegar a los puestos de trabajo.

"Estas ubicaciones sufrieron aumentos de hasta un 30% en un año, generando una suba del valor del metro cuadrado de venta”, describió.

Si bien durante el primer semestre de 2016 se pudo observar un aumento considerable del valor del metro cuadrado debido a la inflación en relación con el estancamiento del dólar, Lowestein agregó que “a diferencia de otros productos, los terrenos siempre tienen un mercado muy activo más allá de la coyuntura política y económica que se esté atravesando. Desde hace dos años tenemos un pool de inversores que sólo se dedican a adquirir lotes”.

Desde el Colegio Profesional Inmobiliario, Héctor D´Odorico, presidente de Cucicba, describió que “los lotes bien situados, en zonas consolidadas o frente a espacios verdes, son demandados tanto por inversores y desarrolladores; el costo de la incidencia en la ciudad de Buenos Aires varía entre los 600 hasta los 1400 dólares, impactando directamente el valor del m2”.

“En la actualidad, hay varios dueños de lotes que deciden participar del negocio para defender el valor de su terreno y en estos casos aceptan tomar metros cuadrados del futuro desarrollo como parte de pago, y así acelerar el proceso de venta del mismo”, indicó Wainstein.