12/05/2016 cine

"Palestinos go home", un documental como mandato

El documental “Palestinos go home”, dirigido por Silvia Maturana y Pablo Navarro Espejo, se focaliza “en el derecho al retorno de los palestinos de la diáspora a su tierra”. Se estrena este jueves.


“Hay millones de personas que quieren volver a casa y una fuerza militar de ocupación, la sexta más grande del mundo, que decide quién puede entrar y quién no, o se los impide y eso es lo que buscamos contar”, explicó Maturana en una entrevista con Télam.

La trama se sumerge en la historia de Maia Gattás Vargas, una joven argentina que descubre que su abuela paterna es palestina y a partir de allí comienza un camino para interiorizarse de la situación y saber sobre sus antepasados.

En ese recorrido se dirige a la Embajada palestina en Buenos Aires donde conoce a Tilda Rabi -presidenta de la Federación de Entidades Argentino-Palestinas- y a partir de ese encuentro Maia comienza a reconstruir una parte de su identidad.

Ambas emprenden un viaje a Chile, donde se encuentra la mayor comunidad de palestinos en Latinoamérica e indagan sobre ese sentimiento de pertenencia y sobre la interminable lucha para volver a su “hogar”.

Se estrena Palestinos go home

A ese sentimiento Navarro Espejo lo define como “amor a la patria, 'saudades'. Los palestinos no son migrantes, cuando uno emigra deja algo atrás, una casa, amigos, una mascota y ellos no dejaron nada, todo fue destruido, sus casas, sus amigos, sus animales, sus olivos. Ellos son refugiados errantes buscando una nueva patria, un nuevo comienzo”, reflexionó.

El filme refleja a través de entrevistas e imágenes de archivo “el drama que viven estas personas, que es suficientemente poderoso para conmover a todo ser de buena voluntad. Lo que expresan los personajes de la película nos conmovió y esperamos que conmueva a los espectadores”, contó Navarro Espejo.

-Télam: ¿Cuál fue la génesis de la historia?
-Maturana: Nos enteramos por nuestro productor en Chile que les habían dado documentos chilenos a 28 familias, expulsadas en 1948 de Palestina, que vivían en Irak y que durante la Guerra del Golfo fueron nuevamente expulsados y vivieron en un campo de refugiados en el desierto entre Siria e Irak. Nos pareció una historia increíble y comenzamos a investigar el tema.

-T: ¿Qué los motivó a contar sobre la situación de Palestina?
-Navarro Espejo: Ambos somos militantes de la causa palestina desde nuestra juventud, antes de conocernos, antes de hacer cine. Episodios como la operación “Plomo fundido” de 2009, su crueldad y la violación de todas las normas internacionales y la heroica resistencia del pueblo de Gaza nos dieron el empujón definitivo para pensar en “Palestinos go home”.

-T: ¿Cómo definen la mirada del filme sobre la historia y sobre la situación actual de Palestina y su gente?
-M: La película evita pronunciarse sobre temas de coyuntura, hacemos cine para que pueda ser visto dentro de 20 años y mantenga actualidad. Nos focalizamos en el derecho al retorno de los palestinos de la diáspora.
-NE: Todos los temas pueden ser discutidos desde la política, pero el derecho de más de 3 millones y medio de palestinos de conocer la tierra de sus ancestros, de volver a su lugar debe ser valorizado como un derecho indiscutible.

-T: ¿Cómo se pensó la estructura narrativa del documental?
-M: Nosotros trabajamos sobre multiplicidad de voces y de puntos de vista. Nuestras cámaras pretenden romper la relación cineasta y personaje filmado, para inmiscuirse en momentos íntimos e inesperados para los propios personajes.
-NE: Contamos desde varios lugares, desde antiguos resistentes que sufrieron la expulsión de sus tierras en el 48, desde jóvenes descendientes de aquellos que ven en la causa del retorno un sentido a sus vidas, desde el fútbol, desde la historia y desde la distancia.

-T: ¿Qué rol juega Latinoamérica en este conflicto?
-NE: En nuestro continente hay miles de palestinos de la diáspora: 400.000 en Chile, 60.000 en Argentina, 20.000 en Uruguay, más de 150.000 en Brasil y decenas de miles en el Caribe.
-M: Hay mucha solidaridad desde la población y desde los gobiernos. Argentina,Venezuela, Nicaragua, Uruguay, Brasil, Cuba y Chile reconocieron los derechos de los palestinos a tener su patria con las fronteras de 1967.