09/05/2016 aplazos

Finocchiaro: "Hay que terminar con la pedagoga de la compasin"

Así lo afirmó el director General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, tras opinar que el regreso de los aplazos al nivel primario no es estigmatizante. Críticas desde los gremios.

El director General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, afirmó que "hay que terminar con la pedagogía de la compasión", tras opinar que el regreso de los aplazos al nivel primario no es estigmatizante.

"Estigmatizar es hablar peyorativamente de una cualidad subjetiva que hace a la esencia de la persona, su color de piel, su nacionalidad, sus creencias religiosas, políticas, pero hablar de una nota que, eventualmente, esforzándote podes mejorar y cambiarla, no estigmatiza, no estigmatizaba ayer, no estigmatizará mañana", afirmó Finocchiaro en declaraciones a Radio Provincia de Buenos Aires.

El funcionario sostuvo que “repetir nunca es una experiencia agradable", aunque señaló que "hay instancias para que no llegue a repetir: la mirada del docente, el acompañamiento de los equipos psicopedagógicos".

"El chico repite porque no adquirió los saberes que tenia que haber adquirido en determinado grado. Si lo dejamos pasar seguimos con algo que se instaló en Argentina que es la pedagogía de los pobres y de los ricos. Eso de 'estos chicos pueden aprender hasta acá, hacelos pasar', y eso está mal, todos los chicos deben aprender y tienen derecho de salir de la escuela sabiendo. Hay que terminar con esta pedagogía de la compasión", remarcó el funcionario.

Además, afirmó que "hay que volver nivelar para arriba, no para abajo, sino estafamos a los chicos. Los chicos pasan y pasan, terminan quinto año, van a conseguir trabajo y no los toman; van a la Universidad y ni pasan los exámenes".

Destacó que "una escuela inclusiva significa que haya clases todos los días, donde los chicos aprenden lo que tiene que aprender y donde el esfuerzo y la constancia son considerados valores esenciales en el del sistema educativo”.

"Tenemos una escuela muy exigida que cada vez desdibuja más su función y el Estado tiene que tener la inteligencia para tratar las otras cuestiones en los ámbitos donde corresponda. Hoy tenemos una escuela fuera de su contexto porque hoy tenemos una escuela del siglo XIX con docentes del siglo XX y con alumnos del siglo XXI”, agregó.

La Dirección General de Cultura y Educación decidió volver a implementar a partir de junio próximo el aplazo, a través de una votación que se realizó el jueves pasado en el Consejo General con cuatro votos a favor y tres en contra.

Mediante una circular que sería enviada esta semana a las escuelas antes del cierre de los boletines, se podrá calificar nuevamente con 1, 2 y 3 a los alumnos desde 4° a 6° grado, mientras que para los chicos de 1° a 3° a nivel conceptual la escala irá de "insuficiente” a “sobresaliente”, pasando por "regular, bueno y muy bueno".