07/05/2016 opinin

Da contra la violencia institucional: Por el derecho a la protesta

El diputado nacional por el Frente para la Victoria e impulsor de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional, Leonardo Grosso, opinó para Télam sobre la violencia institucional al conmemorarse mañana el Día Nacional de Lucha contra la Violencia Institucional.

Por Leonardo Grosso (*)

Desde hace 4 años que venimos construyendo el encuentro de cada 8 de Mayo donde conmemoramos el Día Nacional de Lucha Contra la Violencia Institucional. La fecha fue elegida por la masacre de Budge cuando en 1987 suboficiales de la bonaerense asesinaron a tres pibes de entre 26 y 19 años, desembocando en una de las primeras gestas que se tenga referencia de organización barrial para obtener justicia en un caso de gatillo fácil.

Estos años también significan la construcción de la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional, una herramienta de trabajo colectivo para visibilizar los casos, para brindar apoyo jurídico a través de abogados voluntarios, organizar talleres de concientización en escuelas y fundamentalmente acompañar a las familias en su dolor y transformarlo en organización y lucha.

Cada uno de estos cuatro encuentros ha tenido distinta consigna, el de este año es "cada derecho se conquista en la calle". Alarmados por las políticas de la nueva gestión de gobierno nos vimos obligados a enfocar en la violencia institucional que se ejerce hacia la protesta social.

Las medidas económicas como el aumento de impuestos cerca del 800%, de transporte en el 100, la devaluación, los despidos que se cuentan por cientos de miles y el impacto de esos mismos despidos sobre los trabajadores de economía popular que dependen de esos, cierra un panorama donde las protestas van a ser inevitables.

Para ello el discurso mediático que reina es el de criminalizar la protesta, con la justicia lista y las fuerzas de seguridad dispuestas: La represión como única respuesta al disenso social. Institucionalmente tampoco es distinto con un Ministerio de Trabajo inerte, la negación de la Ley de Emergencia Laboral y de Emergencia Social y una cadena de aumentos en distintos rubros que el pueblo trabajador se desayuna cada semana.

La consigna que levantamos este año busca ser respuesta. Para eso, recordamos que cada derecho que este pueblo consiguió es fruto de la protesta social: La jornada de 8hs, las vacaciones, el aguinaldo, el voto femenino, la ley de matrimonio igualitario y tantos otros. Entonces entendemos que criminalizar la protesta social vulnera la democracia y la posibilidad de alcanzar nuevos derechos o protegerlos.

El encuentro del 9 de mayo que tendrá lugar en el Congreso Nacional reunirá a diversos actores de la política: familiares y víctimas de violencia institucional, referentes de movimientos sociales, de sindicatos y centrales obreras, diputados nacionales casi todo el espectro político, organismos de derechos humanos. Un arco opositor que busca ser unidad en respuesta ajuste y a la represión.

Si decimos que cada derecho que tenemos se conquistó en la calle, entonces la posibilidad manifestarnos, de expresarnos en paz, de disentir, es defender la democracia.


(*) Diputado nacional por el Frente para la Victoria e impulsor de la Ley 26811 que declara el Dia Nacional Contra la Violencia Institucional.