28/04/2016 Estados Unidos

El estado de Georgia ejecut a su quinto condenado a muerte en lo que va del ao

El estado norteamericano ejecutó ayer a Daniel Anthony Lucas a las 21.54, su quinto condenado a muerte en lo que va del año, un lamentable récord que tan solo alcanzó esta cifra en 2015 y en 1987.

El estado de Georgia, EE.UU. ejecut a su quinto condenado a muerte en lo que va del ao

Lucas, de 37 años, condenado por el asesinato de un padre de familia y sus dos hijos menores de edad en 1998, murió por inyección letal en la prisión estatal de Jackson, al sur de Atlanta, Georgia, según consignó EFE.

Lucas y su cómplice, Brandon Rhode, entraron a robar al domicilio de la familia Moss mientras los niños estaban en la escuela y el padre en el trabajo.

Tras salir del colegio, Bryan Moss, de 11 años, vio a los ladrones a través de una ventana y entró al domicilio armado con un bate de béisbol para enfrentarlos y lo mataron a tiros.

Más tarde hicieron lo mismo con Kristin Moss, de 15 años, y finalmente con Steven Moss.

La esposa Gerri Ann Moss descubrió los cuerpos sin vida de su esposo y sus hijos cuando regresó más tarde a la casa.

Lucas y su cómplice fueron detenidos días después del crimen y confesaron los hechos: Rhode fue ejecutado en septiembre de 2010.

La defensa intentó convencer a la Junta de Libertad Condicional de Georgia de que otorgara clemencia a Lucas debido a que aún era un adolescente cuando cometió el crimen, pero ayer la entidad denegó la petición.

También hubo varios esfuerzos del equipo legal de Lucas no obstante fracasaron, luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó anoche un pedido para detener la ejecución horas antes de que recibiera la inyección letal.

Lucas pidió perdón a la mujer y a la familia de las víctimas minutos antes de ser ejecutado: "Quisiera decirle que lo siento a la señora Moss y a la familia", declaró cuando tuvo su última oportunidad de hablar.

Con esta ejecución, Lucas se convierte en el quinto preso ejecutado este año en Georgia, un lamentable récord para este estado que tan solo alcanzó esta cifra en 2015 y en 1987.

En total, una mujer y 63 hombres fueron ejecutados en el estado desde que se restableció la pena de muerte en 1976.