15/04/2016 transporte

La justicia allan las oficinas de Uber y la empresa anunci viajes gratuitos

El desembarco de Uber en Buenos Aires tuvo un nuevo episodio este viernes con dos allanamientos a la empresa mientras los taxistas realizadon 25 cortes de calles simultáneos.

Uber anunci la gratuidad de los viajes por cinco das y la justicia allan sus oficinas

La polémica en torno al desembarco de Uber en Buenos Aires escaló con dos allanamientos dispuestos por la Fiscalía de la Ciudad a las oficinas de la empresa, en un día marcado por una protesta de taxistas con 25 cortes de calles simultáneos y el posterior anuncio de la compañía estadounidense de ofrecer el servicio de forma gratuita durante los próximos cinco días.

"Estamos increíblemente emocionados de haber llegado a Buenos Aires esta semana. El recibimiento de nuestros usuarios y socios fue todo lo que esperábamos de la capital argentina, y por eso, estamos muy agradecidos", informó Uber esta tarde, haciendo oídos sordos al reclamo de taxistas y a la medida cautelar dispuesta el miércoles por el juez porteño Víctor Trionfetti.

El magistrado había ordenado al gobierno porteño que dispusiera la suspensión de "cualquier actividad que desarrolle la empresa UBER B.V. o UBER TECHNOLOGIES INC. o cualquier sociedad bajo ese nombre".

Más aún, la empresa de servicios de transporte anunció esta tarde que "para que todos puedan tener la oportunidad de conocer Uber", todos sus viajes serán gratuitos hasta el próximo miércoles 20 de abril, en una promoción con un límite de 200 pesos por viaje y de 15 viajes por usuario, a través de un mensaje titulado "#DerechoAElegir".

Más tarde la Fiscalía de la Ciudad realizó dos allanamientos en las oficinas de la empresa, en el marco de una investigación de oficio por "usar indebidamente el espacio público con fines lucrativos", una conducta "sancionada por el artículo 83 del Código Contravencional de la Ciudad", informaron fuentes judiciales.

Según indicaron, los domicilios allanados corresponden a la sede de la firma Uber y de directivos locales de esa empresa, y el fin de los operativos es el de "secuestrar toda la documentación relacionada con la firma Uber, que permita comprobar la prestación no autorizada del servicio e individualizar a sus autores".

La investigación la lleva adelante la Unidad de Investigaciones Complejas a cargo del Fiscal de Cámara de la Unidad Oeste, Martín Lapadú, y el Fiscal Roberto Néstor Maragliano, quienes iniciaron de oficio la investigación al ser advertidos del desarrollo de las actividades de Uber sin la debida autorización.

"El caso se inició de oficio para investigar si la empresa Uber se encuentra infringiendo las leyes que regula la actividad lucrativa de transporte de pasajeros en el espacio público y para penalizarlos en consecuencia", señaló Lapadú, y agregó que "conjuntamente se investiga a Uber por posible evasión impositiva".

En diálogo con el canal de noticias C5N, Lapadú explicó que "toda actividad lucrativa en el espacio público tiene una regulación. A eso hay que agregarle que al tratarse de transporte público debe tener una autorización expresa", más allá de que todas las personas tienen derecho al trabajo, establecido en la Constitución.

"Uber está funcionando en contravención" al artículo 83, explicó, y tras señalar que "el chofer del auto de Uber puede estar vinculado a esta contravención", sugirió que entre las sanciones posibles figura la del secuestro de los autos de los choferes.

Asimismo, el fiscal indicó que como la plataforma de "Uber no tiene un dominio .com.ar", no se puede bloquear, ya que de haberlo tenido "ya se hubiera bloqueado".

Por su parte, todos los gremios que nuclean a los taxistas porteños convocaron para el próximo lunes a las 11 a una asamblea en el Centro Social y Deportivo “San Martín” del Sindicato de Peones de Taxis de la Capital Federal, donde realizarán una conferencia de prensa a fin de informar "el plan de lucha a llevar a cabo" para lograr "el cese inmediato" de la actividad de Uber.

Allí debatirán "cómo desterrar de plano todo intento para implementar cualquier servicio de transporte que no cumpla o burle las disposiciones dictadas por la autoridad de aplicación en el transporte público de pasajeros y que, además de poner en juego la seguridad del usuario atentan contra nuestra fuente de trabajo constituida conforme a las normativas vigentes", informaron.

La medida es la continuación de la protesta realizada hoy con 25 cortes simultáneos en puntos neurálgicos de la Ciudad, en donde los choferes reclamaron que, a diferencia de quienes conducen autos de Uber, ellos deben "tener seguro para el pasajero, registro profesional, pagar cargas sociales" y tener "todo al día", según explicó a Télam Marcos Soto, delegado del gremio de Peones de Taxi.
“Uber es un competidor desleal", se quejó el dirigente desde el corte realizado en Avenida de Mayo y Perú, donde denunció que desde que Uber comenzó a operar les "bajó entre un 30 y un 40 por ciento el trabajo".

La empresa estadounidense comenzó a brindar sus servicios el último martes, con un costo base de 15 pesos, una variable por kilómetro de 4,5 pesos, una variable por minuto de 1,75, y un costo mínimo o de cancelación de 25 pesos.