27/03/2016 Comisión parlamentaria

Investigan si primera dama peruana tiene vínculos con caso de corrupción en Brasil

Nadine Heredia será interrogada sobre supuestas reuniones con empresarios brasileños anotadas en unas agendas suyas que son motivo de investigación por la Fiscalía en una causa sobre posible lavado de activos.

La comisión del Congreso de Perú que investiga posibles nexos en este país con la red de corrupción descubierta en Brasil citó para este jueves a la primera dama, Nadine Heredia, para interrogarla sobre sus presuntos vínculos con empresarios brasileños, reveló el presidente de ese grupo parlamentario, Juan Pari.

El legislador explicó que Heredia será interrogada sobre supuestas reuniones con empresarios brasileños anotadas en unas agendas suyas que son motivo de investigación por la Fiscalía en una causa sobre posible lavado de activos y financiamiento irregular del Partido Nacionalista Peruano (PNP) gobernante, que ella preside.

Pari también afirmó que hace 10 días envió una carta al presidente Ollanta Humala para acordar una reunión con la comisión parlamentaria en la que pueda explicar unas denuncias sobre presuntos sobornos de empresarios brasileños.

“Aún no ha respondido; nos preocupa la nominación del presidente en cuatro informes que tenemos en nuestro poder; le hemos hecho llegar esos documentos para que él tenga referencia a qué nos referimos”, dijo Pari en declaraciones publicadas hoy por el diario Perú 21.

La comisión que preside Pari acordó además levantar el secretario bancario a 432 personas físicas y jurídicas, entre ellas Heredia, los ex presidentes Alan García y Alejandro Toledo, y el ex primer ministro y actual candidato a la Presidencia Pedro Pablo Kuczynski, según el diario La República.

La operación Lava Jato (lavado a presión, llamada así porque comenzó con una investigación sobre la propiedad de un lavadero de automóviles), que lleva dos años, se convirtió en la mayor investigación policial de la historia de Brasil.

Acumula cientos de investigados, entre ellos el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, y unos 828 millones de dólares recuperados, aunque descubrió el desvío ilegal de fondos de la petrolera estatal Petrobras por al menos 2.000 millones de dólares.

En Perú, la comisión parlamentaria comenzó investigando supuestas reuniones que la empresaria brasileña Zaida Sisson mantuvo con autoridades del segundo gobierno de García (2006-11) y del de Humala (2011 hasta la actualidad).

Un detenido por la operación Lava Jato afirmó a la Justicia que entre 2009 y 2010 Sisson recibió 210.000 dólares de dos empresas brasileñas para que obtuviera para ellas la contratación de obras públicas en Perú.

El legislador peruano Sergio Tejada, que presidió la comisión parlamentaria que investigó irregularidades en el segundo gobierno de García, afirmó que Sisson fue recibida al menos siete veces por el entonces mandatario.

El presidente de la constructora brasileña UT Engenharia, Ricardo Pessoa, dijo a un programa de televisión en Perú que Sisson iba a actuar, además, como intermediaria de esa empresa con el gobierno de Humala.
etiquetas