16/03/2016 cine

Alexander Katzowicz estrena "Internet Junkie", sobre el amor y el sexo en la era virtual

El realizador y escritor estrenará el jueves en la sala Bama Cine Arte este filme, al que define como "un mundo de pixeles en donde la gente busca amor y sexo en plena era virtual".

Por Vernica Rodrguez

Internet Junkie

El realizador y escritor Alexander Katzowicz estrenará este jueves en la sala Bama Cine Arte (Avenida Presidente Roque Sáenz Peña 1145, Ciudad de Buenos Aires) el filme "Internet Junkie", al que define como "un mundo de pixeles en donde la gente busca amor y sexo en plena era virtual" .

"La película plantea el final de la libertad de pensamiento, la dificultad de entablar relaciones y el aislamiento, y busca que el espectador pueda ver y tomar conciencia de cómo se está viviendo hoy a partir de la influencia de Internet", explicó Katzowicz en diálogo con Télam.

"En la actualidad -agregó- son los conglomerados económicos los que manejan la información. Las personas no se enteran de lo que sucede en realidad, porque la realidad se la imponen. Internet es todo un continente con billones de personas conectadas".

La cinta cuenta a través de cinco historias entrelazadas que transcurren en Argentina, Israel y México la adicción a Internet y la búsqueda desesperada del amor.


"Internet Junkie" interpela a la red y refleja la diferencia entre el mundo real, en el que la gente se siente sola, aislada y desesperada por encontrar amor y amistad, y el mundo virtual, donde esas mismas personas se muestran seguras de sí mismas y con infinidad de amigos, mientras tapan el gran vacío de sus vidas.

"Toda la película es como un partido de ajedrez. Al principio todo es muy caótico, pero luego te das cuenta que todo converge y que no hay ni un sólo personaje dislocado", expresa el realizador, que rodó en Berlín el documental "Love beyond war" (2009).

El actor y músico argentino Antonio Birabent, la española Ángela Molina, Nicolás Baksht, Nicolás Mateo y el cineasta mexicano Arturo Ripstein, entre otros, conforman el elenco.

"Con Facebook entrás en la vida de otro. Comentar y hablar por las redes sociales es muy dañino para luego poder relacionarte de verdad con las personas. Hoy, entablar un diálogo con alguien que no conocés es tomado casi de lunáticos", afirmó Katzowicz, quien además es el autor de los libros de ficción y aforismos "Breviario de Insolencias" y "Opúsculo de máximas, sentencias y otras barbaridades".

-¿Cuál fue el germen de la película?
-Hasta la generación de los 90 se tenía una infancia sin celulares, Internet se empezó a usar mucho después y de una manera muy rústica, pero las nuevas generaciones no tienen la libertad de vivir sin la tecnología, no saben buscar las cosas en un diccionario, no saben su número de teléfono de memoria y cuando la gente no utiliza la memoria, esta se pierde, queda en manos de discos duros; cuando ocurre esto, la memoria está filtrada.
Desde la revolución de Internet, y la total sumisión de la gente a este nuevo orden y sus aparatos, te pueden decir lo que quieran y es ahí cuando te pueden controlar. De hecho, si se busca algo en Internet y no está, no existe.



-¿Cómo surgieron las distintas historias que se van conectando a lo largo del filme?
-Viajo mucho y retrato historias de toda índole, cosas que vivo, cosas que vi, y las voy entrelazando. "Internet Junkie" surge de diferentes vivencias que tuve, todo tiene una base de realidad en la película. El espectador puede decir que conoce a alguien así o que le pasa algo parecido o que le tocó las entrañas. Yo no busco denunciar o tener un mensaje negativo. Internet es una herramienta muy útil y muy eficaz hasta que se transforma en algo adictivo.
En teoría estás hablando con otra persona, pero en realidad estás tipeando y no te estás riendo, estás poniendo el dibujo de una cara de risa, entonces se empieza a generar una dualidad y la gente no es consciente de esto. Se empezó a escribir mal y el lenguaje se va destruyendo.


-¿Qué buscas transmitir con "Internet Junkie"?
-Comparto la idea de que cada escena tiene que encerrar el comienzo y el fin de una historia, de que cada escena tiene que ser indispensable y vital. Busco ser genuino en lo que transmito, contar algo en lo cual la gente se pueda identificar.


-¿Qué crees que la cinta va a generar en el espectador?
-Algunos espectadores van a rechazar verse en el espejo. A mucha gente no le gusta verse desnuda, tal cual es, y no verse hermosa como se ve en la foto del Facebook.
etiquetas