25/02/2016 Educacin

Creci entre 15 y 18% la matrcula de carreras de ingeniera en todo el pas

Las especialidades de ingeniería industrial y en sistemas son las más requeridas, aunque las autoridades académicas aseguran que no pueden satisfacer aún la alta demanda laboral. Hay un profesional cada seis mil habitantes.

La matrícula de alumnos que se inscriben para cursar las carreras de ingeniería creció este año en todas las facultades del país entre un 15 y un 18% y ya hay un profesional cada seis mil habitantes, siendo las especialidades de ingeniería industrial y en sistemas las más requeridas, aunque las autoridades académicas aseguran que no pueden satisfacer aún la alta demanda laboral.

Una de las universidades que experimentó el mayor crecimiento de inscriptos en ingeniería es la de Buenos Aires con un 18%, siendo esta carrera la que más aumentó de todas la oferta académica de la UBA, una de las mayores casas de altos estudios del país.

Este incremento se verifica por segundo año consecutivo en una universidad en donde las carreras administrativas y humanísticas como Ciencias Sociales siempre fueron las más atractivas para los estudiantes del nivel medio que se inscribían en la UBA.

En la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) también se verificó un crecimiento sostenido desde el 2013 y ya hay 1.510 inscriptos para este año, casi lo mismo que en el 2015 cuando falta aún todo el mes de marzo para que los alumnos concreten su inscripción.

En la UNLP las especialidades preferidas por los estudiantes fueron la ingeniería civil, la industrial y la de sistemas y las autoridades destacaron que el crecimiento se debió al "impulso brindado por el Plan Estratégico de Formación de Ingenieros (PEFI) y a la demanda laboral actual, favorable para las distintas especialidades de la Ingeniería".

En la Universidad Nacional de Córdoba las carreras de ingeniería crecieron un 15% respecto a la cantidad de ingresantes si se compara este año con el 2015, totalizando 2.600 aspirantes a cursar para este año, un aumento que se da en forma sostenida desde hace cuatro años.

La encargada de prensa de esa universidad, Mariana Aranguren, destacó que “se espera en los próximos años un salto aún mayor en cantidad de inscriptos, porque se están comenzando a recibir los chicos de las escuelas técnicas, que se reactivaron hace una década”.

Sergio Pagani, ingeniero civil y presidente de la Confederación de Facultades de Ingeniería (Confedi) dijo a Télam que cuando se formuló el PEFI, en el año 2012, teníamos ocho ingenieros cada mil habitantes y al día de hoy estamos en seis cada mil, lo que habla del crecimiento de las matrículas en todo el país.

Este plan, que incluía promociones de las ingenierías en el secundario para despertar "vocaciones tempranas" , estímulos y tutorías para los ingresantes y becas, "se proponía alcanzar la meta de un ingeniero cada cuatro mil habitantes este año" dijo Pagani.

El dirigente aseguró que ya mantuvo conversaciones con la secretaría de Políticas Universitarias de la cartera educativa nacional para extender este plan por otros cuatro años debido a que hubo coincidencias que las ingenierías "se necesitan para cambiar la infraestructura del país".

Pagani reconoció que "la demanda de ingenieros es muy alta en la Argentina y no podemos satisfacerla pese a este crecimiento" y aseguró que otro problemas que enfrentan las autoridades académicas es la alta deserción ya que "las empresas vienen a buscar a los alumnos dos años antes de que puedan terminar los estudios, y esto es algo que tenemos que revertir".

Ezequiel Cozza, investigador de la Universidad Kennedy, realizó un estudio en el que incluyó las ingenierías entre las ocho carreras que concentran el 78% de la demanda laboral total del país.

Cozza aseguró que la versatilidad que tiene un ingeniero para desempeñarse en distintos sectores de una empresa, en especial los ingenieros industriales, y a un "proceso más general como la agudización en la internacionalización de la economía que tuvo lugar en las últimas décadas, que dio lugar a la creación de grandes empresas transnacionales que requerían un creciente control y gestión de su organización interna y productiva."

Situó a los programas de becas para que los alumnos puedan elegir esta carrera como uno d los artífices del crecimiento de la matrícula sumado a la alta demanda lo que configura un atractivo para los jóvenes.

"Se ha cambiado el paradigma de mi hijo el doctor que había a mediados del siglo pasado por mi hijo el ingeniero y las universidades debemos hacer esfuerzos para retener a los jóvenes dentro de esta carrera. No podemos dejar que abandonen la carrera", dijo Pagani.

Horacio Salgado, decano de la facultad de Ingeniería de la UBA, dijo a Télam que esta carrera "es profunda y muy abarcativa, por eso tiene una salida laboral muy amplia".

"Cada vez serán más necesarios los ingenieros, tenemos muchas obras de infraestructura pendientes que son imprescindibles si queremos crecer como país", sostuvo Salgado y destacó que la ingeniería industrial es la "más demandada" junto con sistemas "porque tiene muchas salida laboral y es abarcativa de otras ramas de la ingeniería".

Por otra parte, el decano advirtió que "se debe solucionar" el problema de la escuelas industriales, la cuales sufrieron un "vaciamiento" y una "destrucción sistemática" durante la década de los 90, consecuencia de la "desindustrialización" que vivió el país en esos años.