12/02/2016 Tlam en la Antrtida

Petrel, la base que puede cambiar el futuro argentino en la Anttida

La base temporal Petrel es, por estos días, motivo de estudio por parte de cientifícos y especialistas que participan de un plan a 10 años que podría incluir la construcción de dos pistas de aterrizaje para aeronaves a reacción de gran porte.

Por Lucas Gonzlez Monte

Enviado especial

La base temporal Petrel es, por estos días, motivo de estudio por parte de cientifícos y especialistas que participan de un plan a 10 años que podría incluir la construcción de dos pistas de aterrizaje para aeronaves a reacción de gran porte.

Petrel, una apuesta fuerte para el futuro antrtico argentino

La historia de la base se remonta a 1967 cuándo se creó para ser un espacio de vida permanente, pero fue desactivada después de un incendio a mediados de la década siguiente.

El plan iniciado hace 3 años por el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas implica el reacondicionamiento de las antiguas instalaciones y la construcción de nuevas estructuras que en principio posibiliten el trabajo de los helicópteros MI-117 E.
Al respecto, el jefe de Base y veterano de Malvinas, Héctor Gutiérrez, explicó que la ampliación de Petrel “ayudaría, sería un apoyo y daría capacidades que hoy no tenemos”.

“En invierno, Orcadas queda aislada porque no hay forma de llegar, Petrel da esa capacidad. Es un proyecto a 10 años, estamos por el tercero, y se prevé una pista 1800 y otra de 1300 metros”, comentó el militar a Télam.

Por su parte, el glaciólogo del Instituto Antártico Argentino Eugenio Yermolín consideró a Petrel como un “lugar ideal para hacer dos pistas” ya que en el lugar “hay material local con el que se puede hacer el terraplén, compactar, hacer una capa gruesa y un asfalto”.

“Podría ser una pista como la de Palomar o Aeroparque, acá no hay problemas con el agua dulce, hay viento moderado. El país que tenga la pista en Petrel es el dueño de la península Antártica”, concluyó el glaciólogo nacido en Kasajstán.