multimedia
"La interdependencia ya es parte de nuestra identidad como región y la interacción es parte del potencial de nuestra unión", dijo Michetti al disertar ante IV Cumbre de la Celac que sesiona en Quito, Ecuador, y dejó en claro que el presidente Mauricio Macri tiene como prioridad restablecer las relaciones con el resto de los países y, principalmente, “con los de nuestra región porque es momento de generar confianza al mundo”.

Michetti, quien encabezó la delegación argentina luego de que Macri decidiera seguir el consejo médico de no viajar a la capital ecuatoriana, destacó que "la unión en la diversidad es uno de los principios que más nos atraen", porque “vivimos en un mundo de preocupaciones compartidas que nos invitan a encontrar soluciones comunes”.

En ese sentido, valoró a la Celac como “un espacio para ayudar a crecer" y ponderó que durante la asamblea se hayan abordado temas "estrechamente ligadas a las tres guías que el presidente Mauricio Macri formuló para la Argentina que viene, las metas de gobierno que definen lo que hacemos como gobierno".

En la Celac, Michetti reiteró el compromiso argentino para la integración regional


Al respecto, recordó que esas "guías", que están “estrechamente ligadas a los temas que tratamos en esta Cumbre”, son la pobreza cero, "asentada en un profundo sentido de la inclusión" indicó; la derrota del narcotráfico, "el crimen organizado es una amenaza para la región", aseguró; y el fortalecimiento de las instituciones democráticas, "un objetivo sin el cual no podemos avanzar hacia los otros dos ejes".

Insistió en el tema del combate al narcotráfico, una cuestión que también fue abordada por otros presidentes que la precedieron en sus discursos, al entender que “es una amenaza presente, de Norte a Sur, en toda nuestra región” y enfatizó que “la Argentina está dispuesta a hacerle frente como nunca antes se hizo en nuestro país” pero “no los vamos a hacer solos, ni queremos ni podemos, sino que debemos trabajar en equipo”.

La Vicepresidenta también marcó lo sustancial que resulta para el futuro luchar contra el cambio climático y celebró el proceso de paz que lleva adelante Colombia.

Al finalizar, Michetti, resaltó "el entusiasmo de nuestro país por el futuro", consideró a la Celac como "un organismo de enorme valor en el cual queremos aportar a la integración" y sentenció: "cuenten con Argentina para avanzar en estos compromisos".

Michetti, tras la apertura del encuentro por parte del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, participó de la foto oficial y luego en el debate matutino, que se hizo a puertas cerradas, donde protagonizó un contrapunto de opiniones con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de la situación de los Derechos Humanos en el país bolivariano, en el que la Vicepresidenta cuestionó las "prácticas de gobierno contrarias a la defensa derechos humanos".

Mientras Maduro le pidió a la Argentina "no involucrarse en los asuntos internos del Estado Venezolano", Michetti afirmó que "es necesario superar algunas prácticas de gobierno contrarias a la defensa de los Derechos Humanos", y le recordó la “solidaridad” del pueblo venezolano para con los “exiliados argentinos de la dictadura militar”.

Sin embargo, cuando se desarrollaba la sesión plenaria de la tarde, la Vicepresidenta conversó con Maduro para efectuarle una aclaración, ya que la delegación de Venezuela había interpretado que en parte de lo dicho por la representante de Argentina en la reunión privada de presidentes comparaba al gobierno bolivariano con los miembros de la Dictadura Militar en la Argentina.

Michetti dejó en claro a Maduro que “de ninguna manera “esto era así y que la referencia a ese periodo de la historia de su país estaba relacionada “con la necesidad de manifestar lo trascendente que resulta para el pueblo argentino la defensa de los derechos humanos”, indicó un vocero oficial de la delegación argentina.

El Presidente Maduro “entendió finalmente la posición expresada y quedaron aclaradas las posturas” añadió el vocero.

De hecho, esto fue ratificado por el líder bolivariano cuando en su intervención posterior, expresó su satisfacción por la "posición ratificada de solidaridad con Argentina" que aprobará la Cumbre del Celac sobre el reclamo de soberanía en las islas Malvinas y dijo que "no" descansarán los países "hasta haber realizado el sueño de ver unas Malvinas argentinas".
multimedia