18/01/2016 Colombia

Llega a La Habana el delegado de la UE para el proceso de paz en Colombia

Eamon Gilmore, el enviado especial de la Unión Europea (UE) para el proceso de paz en Colombia, inicia hoy una visita de cinco días al país para enterarse del avance de las negociaciones que se adelantan en La Habana, Cuba.

"La paz de Colombia es un tema prioritario para la Unión Europea y nuestra propia alta Representante y jefe de la política exterior, Federica Mogherini, ha insistido en que la Unión Europea está lista para apoyar este esfuerzo y otras iniciativas que acompañen el progreso hacia la implementación de un acuerdo de paz en beneficio de todos los colombianos", manifestó Ana Paula Zacarias, embajadora de la EU en el país.

Esta es la segunda visita al país de Gilmore desde que asumió el encargo en noviembre de 2015.

Antes de arribar a Bogotá, el delegado europeo visitó la capital cubana, donde se adelantan desde hace tres años las conversaciones que buscan ponerle fin a seis décadas de confrontación armada interna.

Esta previsto que Gilmore se reúna durante su visita con Rafael Pardo, designado por el gobierno como el encargado del posconflicto, con quien hablará sobre la creación del Fondo Fiduciario para la Paz de Colombia, al que Europa ha manifestado contribuirá.

Por otro lado, las FARC aseguraron que no fueron responsables del asesinato del padre del ex presidente y ahora senador Álvaro Uribe, cometido en 1983.

Uribe, que gobernó Colombia entre el año 2002 y 2010, asegura que su padre, del mismo nombre, fue asesinado por guerrilleros el 14 de junio de 1983 durante un intento de secuestro en el departamento de Antioquia (noroeste). 

Sin embargo, uno de los negociadores del grupo guerrillero, Jorge Torres, expresó a la cadena de radio RCN desde La Habana que las investigaciones no han demostrado que las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) estuviesen comprometidas en ese caso. "Lo que hemos dicho es que, aunque es doloroso recordar esos episodios, nosotros no matamos al papá de Uribe. Las FARC no mataron al padre del señor Uribe", dijo Torres alias de Pablo Catatumbo.

El negociador de las FARC dijo que su grupo está dispuesto a asumir la responsabilidad de las acciones armadas que ha protagonizado durante años, pero no en el caso del padre del ex jefe de Estado. "En este momento no hay investigación seria y ni un fallo que diga que fuimos nosotros los que hicimos eso", insistió. 

En declaraciones que publica el diario El Espectador, el vocero de las FARC también se refiere al caso y asegura que, a pesar de las acusaciones de Uribe, ese grupo no es responsable de la muerte del ganadero. 

"Nosotros no teníamos guerrilla por ahí. La hermana de Uribe contó que él llegó en un helicóptero, se escondió y empezó a dar bala. Si vamos a secuestrar a un tipo que llegó en un helicóptero, no le mandamos dos guerrilleros, ni bobos que fuéramos. El papá de Uribe no fue asesinado por las FARC, allá no teníamos unidades. ¿Dónde hay un juez o una investigación seria que diga que fuimos nosotros?", dijo Catatumbo. 

El líder guerrillero dijo que la verdad del conflicto armado colombiano, de más de cinco décadas de duración, debe conocerse a través de una comisión que se creará en el marco del proceso de paz. 

"Ante el país está abierta la posibilidad de que conozcamos toda la verdad a través de la comisión que se encarga de esos temas para poner en evidencia muchas de las circunstancias que ha generado la guerra. Se trata de que la verdad juegue un papel fundamental en la reparación (a las víctimas)", dijo. 

Además de la reparación a las víctimas, Catatumbo afirmó que dos de los puntos más importantes del proceso de paz se refieren a un compromiso que debe hacer el Estado para combatir el fenómeno de los grupos paramilitares y para depurar a las Fuerzas Armadas.