14/01/2016 Indonesia

Un ataque del Estado Islmico en pleno centro de Yakarta dej siete muertos

Al menos siete personas murieron hoy por un ataque suicida con explosivos en el centro de la capital de Indonesia, Yakarta, que fue reivindicado poco después por la milicia islamista radical Estado Islámico (EI), en su primer atentado en la nación musulmana más poblada del mundo.

El de hoy se suma a una ola de ataques perpetrados por la milicia radical que en sólo diez días dejó más de un centenar de muertos en Libia, el 4 y 7 de enero; en Egipto el 7 de enero, y en Afganistán, ayer.

Ataque del Estado Islmico en Yacarta

Asimismo, el gobierno turco responsabilizó al EI de estar detrás del atentado que el martes dejó 10 muertos -todos ellos turistas alemanes- en el corazón turístico de la ciudad de Estambul. Sin embargo, el grupo yihadista hasta ahora no asumió la autoría de ese ataque.

Los ataques fueron cometidos por cinco atacantes en el barrio de Thamrin, que alberga centros comerciales, las oficinas de varias agencias de la ONU y embajadas, entre ellas las de Francia, y el palacio presidencial indonesio.

En un principio, las autoridades evitaron especular sobre la autoría del atentado, sin embargo a última hora de la tarde, el EI publicó un comunicado en foros yihadistas donde se adjudicó la responsabilidad del ataque

El asalto comenzó a media mañana, con una primera deflagración delante de un local de la cadena Starbucks, cerca de un puesto de policía, que dio inicio a un intenso tiroteo seguido por otra explosión.

El intercambio de disparos continuó en un cine situado en el centro comercial Sarinah, donde se atrincheraron varios atacantes hasta que fueron abatidos por la Policía horas más tarde, consignó la agencia de noticias EFE.

 Tres de los atacantes murieron en el tiroteo, mientras que los otros dos lo hicieron al detonar la bomba que llevaban en la motocicleta con la que se lanzaron contra el puesto de la policía, indicó el jefe policial, Tito Karnavian.

Karnavian explicó que en la acción murieron dos civiles, un indonesio y un canadiense, y así lo confirmó posteriormente el gobierno en un comunicado, mientras que se registraron veinte heridos, incluidos cinco agentes, un argelino, un austriaco, un alemán y un holandés.

Después de que durante toda la jornada las autoridades evitaran especular sobre la autoría del atentado, a última hora de la tarde, el EI publicó un comunicado en foros yihadistas donde se adjudicó la responsabilidad del ataque.

Según la policía, la acción fue orquestada por Bahrun Naim, un indonesio detenido y encarcelado en varias ocasiones al que las autoridades sitúan en Siria

"Cuatro soldados del califato con armas ligeras y cinturones explosivos atacaron a ciudadanos de países miembros de la coalición de cruzados", afirmó el comunicado, en referencia a la coalición contra el EI dirigida por Estados Unidos.

De su lado, el presidente indonesio, Joko Widodo, denunció "actos terroristas", mientras que otro portavoz policial, Anton Charliyan, citado por la cadena France 24 reveló que los autores del ataque "siguieron el ejemplo de los atentados de París", cuando islamistas radicales ligados al EI mataron a 130 personas en una serie de ataques coordinados el 13 de noviembre (13-N).

La implicación del EI promete cambiar el escenario político y de seguridad en los países del sudeste asiático poblado por musulmanes, las autoridades temen que los jóvenes que se sumaron a las filas del EI en Siria e Irak cometan ataques al regresar a sus países de origen

Indonesia permanecía en alerta por riesgo de un posible ataque contra las autoridades y en lugares frecuentados por extranjeros.

La implicación del EI promete cambiar el escenario político y de seguridad en los países del sudeste asiático poblado por musulmanes, donde las autoridades temen que los numerosos jóvenes que partieron a sumarse a las filas del EI en Siria e Irak cometan ataques al regresar a sus países de origen.

La policía explicó que la acción ha sido orquestada por Bahrun Naim, un indonesio detenido y encarcelado en varias ocasiones al que las autoridades del país asiático sitúan en Siria, donde estaría combatiendo con el EI.

"Bahrun Naim quiere establecer el EI y quiere ser su líder en el Sudeste de Asia", dijo el portavoz Karnavian en rueda de prensa, quien aseguró que Naim se encuentra en la ciudad siria de Al Raqa, bastión del EI en el país árabe. 

Antes, el subjefe de la Policía, Budi Gunawan, explicó que las sospechas se centran en un grupo con base en Solo, en el centro de la isla de Java.

A raíz del atentado, Singapur y Malasia elevaron el nivel de alerta por amenaza terrorista y reforzaron la seguridad en espacios públicos y puestos fronterizos

"Sabemos que el grupo brindó su apoyo al EI y que mantuvo contactos en Siria durante algún tiempo", dijo Gunawan.

El responsable añadió que la Policía tuvo conocimiento en diciembre de que este grupo planeaba atentar durante la celebración de Año Nuevo, en la que amenazó con un "gran concierto de bombas", pero que el fuerte despliegue de seguridad impidió que este se llevara a cabo.

A raíz del atentado, Singapur y Malasia elevaron el nivel de alerta por amenaza terrorista y reforzaron la seguridad en espacios públicos y en los puestos fronterizos para prevenir una posible infiltración de terroristas.

El país con más musulmanes del mundo, donde un 88% de de sus 250 millones de habitantes profesa esta religión, Indonesia sufrió entre 2000 y 2009 varios atentados perpetrados por Yemma Islamiya, considerado el brazo de Al Qaeda en el sudeste asiático.

El ataque de mayor envergadura ocurrió en 2002 en la isla de Bali, cuando la explosión coordinada de varias bombas en una discoteca de la turística localidad de Kuta causó 202 muertos, en su mayoría visitantes australianos.

El último atentado registrado en Yakarta ocurrió en 2009, cuando dos suicidas se inmolaron en los hoteles Marriot y Ritz-Carlton causando otros siete muertos y cincuenta heridos.