04/01/2016 cine

La nueva edicin de Pantalla Pinamar prepara importantes preestrenos nacionales

La 12a edición de Pantalla Pinamar. Encuentro Cinematográfico Argentino-Europeo, organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y la intendencia local, presentará un importante lote de preestrenos nacionales y múltiples títulos europeos, muchos de los cuales no tendrán luego exhibición comercial, cuya programación completa se dará a conocer en los últimos días de febrero.


El encuentro se realizará entre el sábado 5 y el sábado 12 de marzo en las salas Oasis 1 y 2 e incluirá las primicias argentinas “Operación México - Un pacto de amor”, de Leonardo Bechini, según el libro de Rafael Bielsa, “El encuentro de Guayaquil”, de Nicolás Capelli, “Angelita, la doctora”, de Helena Tritek, “La tierra roja”, de Diego Martínez Vignatti, “Ónix”, de Nicolás Teté, y “Paula”, de Eugenio Canevari.

Se sumará a ellos la tan esperada coproducción con Perú, Colombia y España “Magallanes”, de Salvador del Solar, triple ganadora del último Festival de Huelva, luego de pasar por Toronto, San Sebastián y Biarritz, en la que participa Federico Luppi.

En el segmento europeo aparecen, entre otros, “El tesoro”, de Corneliu Poromboiu, “The Here After”, de Magnus von Horn, “Family Film”, de Olmo Omerzu, “Mr. Holmes”, de Bill Condon, “Testamento de juventud”, de James Kent, “Felices 140”, de Gracia Querejeta, y “Jimmy´s Hall”, de Ken Loach, que compitió en el Festival de Cannes.

Ese listado sigue con “Corazón silencioso”, de Bille August, “A cambio de nada”, de Daniel Guzmán, “Dios Blanco”, de (Kornél Mundruczó, “A la sombra de las mujeres”, de Philippe Garrel, “El nombre del hijo”, de Francesca Archibugi, “Nuestras mujeres”, de Richard Berry, “Tiempo de revelaciones”, de Catherine Corsini, y “Nadie se salva solo”, de Sergio Castellitto.

Habrá un estreno mundial: “1916: La rebelión irlandesa”, de Ruán Magan y Pat Collins, narrada por Liam Neeson, con cuya exhibición la Embajada de Irlanda iniciará en Pinamar los festejos por el centenario del Levantamiento de Pascua, epopeya que derivaría en la independencia del país.

Otra encendida memoria histórica viene con “Fango y Gloria”, de Leonardo Tiberi, con imágenes nunca vistas de la participación italiana en la Primera Guerra Mundial, en el marco del primer centenario de la contienda, custodiadas hasta ahora por el Instituto Luce, coproductor del filme.

Varios países de Europa serán invitados especiales en la ocasión, a través de sus respectivas industrias fílmicas y del fuerte protagonismo de sus representaciones diplomáticas en la Argentina, con capítulos dedicados a Irlanda, Polonia, República Checa, Italia, Francia, Alemania, Bélgica, Rumania, Noruega, Suecia, Grecia, Hungría, Dinamarca y el Reino Unido y Suiza.

España tendrá un papel destacado en ocasión de cumplirse el trigésimo aniversario de su academia cinematográfica y de los Premios Goya; además, el apartado “Otras geografías” se nutrirá con obras llegadas de China, Japón y Marruecos, mientras “La Noche Americana” traerá una cuota de cine estadounidense.

La clausura del encuentro se hará con “Ocho apellidos catalanes”, secuela de la millonaria “Ocho apellidos vascos”, con el mismo director (Emilio Martínez Lázaro) y los mismos actores centrales de aquélla -Clara Lago, Dani Rovira, Karra Elejalde, Carmen Machi-, esta continuación se erigió en la película española más taquillera del 2015 en la Península, reeditando la hazaña de su antecesora.

Desde este año se incorporarán proyecciones matinales durante los dos fines de semana que abarca el evento, que tendrá su habitual jornada de repeticiones el domingo 13. Las entradas costarán 20 pesos y habrá paquetes de diez localidades por 150 pesos.

"Pantalla Pinamar" tuvo su primera edición en 2004, en dos salas que ya no existen como tales, por iniciativa de Carlos Morelli, quien convenció a las autoridades locales de entonces de las virtudes del acontecimiento y el que desde entonces, desde su dirección, vio cómo el público fue acercándose en vista de la calidad de sus títulos, al punto de ser un referente, no sólo entre los festivales argentinos sino del exterior.