21/12/2015 designaciones en la Corte

Stolbizer: "No puede utilizarse un DNU en cualquier momento y para cualquier cosa"

La ex candidata presidencial de Progresistas, Margarita Stolbizer, se manifestó en contra de que los dos nuevos miembros, en comisión, de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz asuman sus cargos sin tener el acuerdo del Senado.

 La ex candidata presidencial de Progresistas, Margarita Stolbizer, se manifestó en contra de que los dos nuevos miembros, en comisión, de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz asuman sus cargos sin tener el acuerdo del Senado, volvió criticar sus designaciones a través de un DNU y sostuvo que esa atribución presidencial "no puede utilizarse en cualquier momento y parta cualquier cosa".

La diputada nacional del GEN analizó la institucionalidad en el país a pocos días de la asunción de Mauricio Macri y juzgó que con el nombramiento de los dos nuevos integrantes del Máximo Tribunal “se ha cometido un error muy grande, en términos jurídicos y políticos" porque "el nuevo gobierno no podía, después de haber planteado tantas críticas al anterior al respecto, llegar y cometer un desatino bastante parecido a los que se hicieron antes".

En declaraciones a la Radio Pública, Stolbizer cuestionó los paquetes de medidas que está tomando el Gobierno Nacional a través de Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), que incluyeron la designaciones de Rosatti y Rosenkrantz y reveló que en la entrevista que mantuvo días atrás con el jefe de Estado en la Casa Rosada, le manifestó que "no puede utilizarse el DNU en cualquier momento y para cualquier cosa”.

"La designación de los miembros de la Corte no está permitida de esa manera en la Constitución (Nacional), ni siquiera, haciendo uso del inciso 19 del artículo 99, que establece una cuestión de excepcionalidad", argumentó y evaluó que la medida significó un "error político" por parte de Macri.

"Creo que es un error político haberlo hecho de esa manera, el Presidente mantuvo reuniones anteriormente con quienes competimos con él para la Presidencia y con los gobernadores, y esta cuestión no fue mencionada en ninguna de las reuniones”,

"Creo que es un error político haberlo hecho de esa manera, el Presidente mantuvo reuniones anteriormente con quienes competimos con él para la Presidencia y con los gobernadores, y esta cuestión no fue mencionada en ninguna de las reuniones”, reprochó Stolbizer y agregó: "Cuando escuché los argumentos de defensa quedé espantada”.

Asimismo, se mostró de acuerdo con que el Ejecutivo no haya convocado a sesiones extraordinarias porque "es un Gobierno que recién llega y deben asentarse en los lugares de trabajo” y “no hay hoy cuestiones que deban ser tratadas con urgencia por el Congreso", aunque remarcó: "Tampoco creo que se deba utilizar ni abusar de los DNU porque no esté en funciones el Congreso”.

Por último, la dirigente del GEN rechazó que la posibilidad de que Rosatti y Rosenkrantz ingresen a la Corte en febrero sin el acuerdo de los dos tercios de la Cámara alta.

“Aunque se respete el procedimiento, estoy en contra de que los jueces puedan jurar o ingresar antes de tener el acuerdo del Senado”, afirmó.

Más allá de las críticas de Stolbizer, los polémicos nombramientos de los nuevos supremos generó el primer chispazo entre Macri y su aliada en la alianza gobernante Cambiemos y líder de la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI), Elisa Carrió.

La fuerza de Carrió presentó hoy un proyecto que busca evitar "designaciones que pudieran ser tachadas como de dudosa constitucionalidad, como lo son todas aquellas que omiten la intervención de alguno de los órganos o poderes llamados a intervenir por la Constitución Nacional".

El texto redactado por la CC-ARI sostiene que "los jueces de la Nación son nombrados por el Presidente de la Nación con acuerdo del Senado y, salvo los jueces integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la debida intervención del Consejo de la Magistratura de la Nación".

Con todo, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla dictó hoy una medida en la que suspende los efectos del decreto presidencial y hace saber a la Corte que "deberá abstenerse de recibirles juramento” a Rosatti y Rosenkrantz.