14/12/2015 Cartagena de Indias

Cancilleres de iberoamérica apuestan a la innovación y el desarrollo en América latina

El fomento de la innovación y el emprendimiento como herramientas complementarias de la educación son los ejes para el desarrollo de América Latina sobre los que trabajaron los cancilleres iberoamericanos reunidos hoy en Cartagena de Indias, Colombia, según declaró la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan.

"La cultura de la innovación y la cultura del emprendimiento requieren un cambio de mentalidad, o sea, requieren un cambio cultural en una sociedad y eso está en la base de lo que debemos hacer para cambiar nuestro modelo de producción", manifestó Grynspan, citada por la agencia Efe.

La titular de la Segib hizo de este modo un balance de la reunión de cancilleres de los países iberoamericanos durante el pasado fin de semana en Cartagena de Indias, a la cual asistieron ministros de 12 de los 22 países que integran esta comunidad, entre ellos la flamante ministra argentina, Susana Malcorra.

"La idea es poder tener una sociedad de emprendedores, que no es lo mismo que tener una sociedad de empresarios", agregó Grynspan.

Se trata, agregó, de un cambio cultural busca que la población, y especialmente los jóvenes, tengan "una actitud mucho más creativa, mucho más proactiva" pues en el futuro "esta actitud, esta cultura de innovación y emprendimiento va a ser fundamental" para la competitividad de los países.

"Tenemos que tratar de incentivar eso y por supuesto que en algunos casos en que sea oportuno también apoyar la creación de empresas con ideas innovadoras, con incubadoras de empresas y con espacios en los que se pueda manifestar la capacidad emprendedora especialmente de los jóvenes pero realmente de toda la sociedad", añadió.

La importancia del emprendimiento para el desarrollo regional quedó manifiesta en la aprobación por consenso que los cancilleres dieron al tema "Juventud, Emprendimiento y Educación", elegido por Colombia para la XXV Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Cartagena a finales de 2016.

Grynspan destacó que esta reunión de cancilleres, la primera que se hace desde que se aprobó el carácter bienal de las cumbres iberoamericanas, tuvo una relevancia especial porque en ella se revisaron los avances conseguidos desde la última cita anual, celebrada en Veracruz (México) en 2014 y se definió el plan de trabajo para la de Cartagena.

"La verdad, salió muy bien, muy exitosa, muy sustantiva y recibimos un apoyo, un compromiso generalizado y de consenso de todos los cancilleres de los países que estaban en la reunión", agregó.