14/12/2015 este jueves

Marina Fages presenta su segundo disco solista

La música y cantante argentina Marina Fages, tras una exitosa gira por Europa, presentará el jueves en el teatro Margarita Xirgú su segundo disco solista, "Dibujo de Rayo", que equilibra la potencia rockera y la armonía de la canción y explora la idea de una conexión eléctrica y trascendente entre las personas, que va más allá del lenguaje y la proximidad corporal.

Por Paulo Pcora

"Todas las canciones invitan a pensar sobre la conexión entre las personas. Eso que yo llamo el wi-fi espiritual. Porque estamos todos conectados a través de él", afirmó Fages, que también es una talentosa artista plástica y viene de ofrecer -como solista y con el dúo folk-electrónico Galgo & Kiki- nada menos que 50 shows en países como España, Alemania, Francia, Noruega, Holanda, Inglaterra, Irlanda y Escocia.


Para ella, "la electricidad también es una manera de comunicación y así como las neuronas se comunican a través de ella, también podría existir una conexión eléctrica entre planetas, como si fueran las neuronas del universo. Esto habla de que estamos todos conectados y las canciones aluden metafóricamente a eso", añadió.

Fages presentará su disco en el Margarita Xirgú con numerosos invitados, entre ellos los bateristas Fernando Samalea, Sergio Verdinelli, Lucy Patané, Walter Broide (Los Natas), Willy Doctora Muerte (El mató a un policía motorizado), Juan Manuel Ramírez (Guauchos) y Camilo Carabajal (Tremor), y los músicos Lu Martínez, Rosario Baeza, Ignacio Cz, Diego Acosta y Anahí Parrilla Belfer, entre otros.

Editado físicamente este año en Argentina por Marder y en Japón por Panai, con un sonido más eléctrico y heterogéneo que "Madera Metal", su primer disco, "este nuevo álbum de 12 canciones gira en torno a un concepto unificador: el sonido y la música como conectores de mundos a través de la electricidad, el wi-fi espiritual al que todos estamos conectados".

En una entrevista con Télam, la artista -un ejemplo de autogestión, más allá de cualquier tipo de imposibilidad económica- sostuvo que "a veces estás en otro continente e igualmente tenés pruebas suficientes de que estás conectado con todos los demás. A veces, incluso, no hace falta el lenguaje. Y a veces el lenguaje se transforma en un impedimento para saber qué nos pasa, qué queremos y qué nos hace feliz".

Fages, que en Japón es considerada como la continuadora de una celebrada corriente acústica argentina a la que pertenecen Juana Molina y Fernando Kabusacki y Alejandro Franov, señaló que "Madera Metal" era un disco "mucho más centrado en mi persona, una especie de entrada a mi misma, y en este disco hablo mucho más del barrio y del universo, donde según creo estamos todos conectados".

La tapa del disco es la representación gráfica del concepto de conexión trascendental que Fages propone en sus canciones: en la oscuridad de la noche, un rayo eléctrico atraviesa un bosque y cae en una de sus manos, componiendo una imagen misteriosa y sugestiva que se basa en un accidente que la propia artista tuvo en 2013 y le impidió tocar por varios meses.

"Creo que quería reflexionar sobre aquel accidente y sobre la imposibilidad física que me provocó, ya que modificó totalmente mi realidad. Es fascinante como el cuerpo humano se puede regenerar y recuperar. Ese y otro accidente que tuve me dieron una perspectiva totalmente diferente de las cosas y la realidad", recordó.

En relación al sonido más eléctrico y rockero de su nuevo disco, Fages señaló: "El rock es parte de mis inicios y nunca lo abandoné. Tuve un período de experimentación folk, pero el rock siempre estuvo presente. El concepto de este nuevo disco era darle a cada canción lo que necesitaba para desarrollarla en toda su dimensión".

Con la idea de que "la música es un lenguaje universal y superior", lo que le permite armonizar en su interior influencias del rock, el hardcore, el folclore y la música clásica, Fages afirmó que en este disco le dio a cada tema lo que necesitaba:

"Independientemente de hacer algo racional pensaba que había temas en los que sería hermoso que tocara la batería Broide como en Natas o Samalea con ese golpe tan preciso o Verdinelli, con quien tocamos siempre juntos. Los temas quedaron super dispares y es como si fuera un disco de 12 simples".

"Sin embargo, creo que hay una coherencia más conceptual entre todos los temas. El concepto que flasheé desde la producción artística fue darle a cada tema lo que pedía para definir su identidad, y no tratar de imitarlo sino ir a la fuente energética directa, como el color de cada uno de esos bateristas. El rayo habla del golpe, el ruido del trueno que cae a tierra. Ese es el rayo en el disco, el golpe en el tambor", agregó.

"Albayalde", "Dibujo de Rayo", "Barrio Infinito", "Conspiración Abierta", "Anillo Radioactivo", "La Realidad", "Gema Voluntad", "Esta noche", "Llevame", "El poder" y "Casas del viento" son los títulos de los 12 temas que integran el disco, en los que Fages habla de "encontrar el poder de uno mismo", alude a su nomadismo y su condición de viajera empedernida, y se da un espacio para volver a celebrar el amor.

En "Casas de Viento", por ejemplo, Fages habla de estar siempre de viaje: "Es algo que hago desde muy chica, cuando tenía que viajar todo el tiempo a Tierra del Fuego desde Buenos Aires. Por eso me gustan tanto los períodos de adaptación. Me siento más yo, adaptándome permanentemente. Es algo que tengo en mi cotidiano: estar mutando, cambiando y modificándome continuamente".
etiquetas