09/12/2015 vaticano

El embajador Valdés se despidió del Papa con un balance “muy bueno”

Durante su gestión se dieron cuatro encuentros entre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el papa Francisco. El diplomático afirmó que pondría el mismo esfuerzo en acercar al Sumo Pontífice con el mandatario electo Mauricio Macri "porque sería beneficioso para el país".

El diplomático explicó la disposición en favor de la relación del Papa con el presidente electo "porque sería beneficioso para el país: a más Santo Padre en Argentina, más tierra, techo y trabajo y equidad social".

Valdés, que culmina su misión al frente de la legación, participó este miércoles "como un feligrés más" de la audiencia general del Papa en Plaza San Pedro, "luego de haberlo consultado con él durante la visita de despedida que le hice el sábado pasado a la secretaría de Estado", narró el embajador a Télam.

"Fue una visita muy linda, una entrevista muy cálida, donde me prometió que nos vamos a seguir viendo con la misma intensidad con la que nos veíamos antes de que fuera embajador. Este año hubo mucho protocolo y lo extrañé más de la cuenta", describió Valdés su encuentro del sábado con el Sumo Pontífice.

"De todas formas le agradecí porque para un embajador poder lograr encuentros entre el jefe de Estado del país al que uno representa y el mandatario de donde está en misión es un orgullo. Y en este tiempo pudimos generar cuatro encuentros durante un año, con un total de siete entre la Presidenta y el Papa, por eso le agradecí especialmente", gráfico el diputado electo para el Parlasur.

"A su vez, auguro también para el tiempo que viene este mismo clima", se esperanzó Valdés sobre las relaciones entre la Santa Sede y el nuevo gobierno argentino.

"Yo creo que cuántos más encuentros haya entre el presidente electo Macri y el papa Francisco mejor le va a hacer a la Argentina, no tengo ninguna duda. La presencia del Papa en su país, su patria, será significado de más tierra, techo y trabajo; más equidad social, menos organismos financieros que ahoguen a los pueblos; y más ecología de ambiente sano en la casa común", expresó.

En esa línea, ratificó que "sería muy lindo que la Argentina practicara esos mensajes, así que todo lo que pueda hacer para seguir teniendo la misma intensidad de relación entre el Sumo Pontífice y el gobierno de Argentina lo voy a hacer".

Con respecto a la posibilidad de una visita papal al país, Valdés confirmó que Francisco "todavía no tiene una fecha decidida", pero que imagina que "será en 2017 cuando viaje a Brasil con motivo de los 300 años de la Virgen de Aparecida es posible que también toque Argentina y Uruguay".

El embajador saliente, cuyo trabajo fue destacado por el secretario de Estado vaticano Pietro Parolin como "una relación fructífera y constructiva", apreció que "es el momento de mayor intensidad entre el jefe de Estado del Vaticano y el de la Argentina", por lo que "el nuevo embajador va a encontrar un clima muy propicio para seguir profundizando esta relación".

Antes de regresar a Buenos Aires para jurar el 14 como parlamentario del organismo regional, Valdés participó este martes del inicio del Jubileo Extraordinario de la Misericordia y fue homenajeado por el pleno de los embajadores del Grupo de Latinoamérica y el caribe (Grulac) por su desempeño al frente de la misión diplomática aragentina.