03/12/2015 Ciudad del Vaticano

Argentina inaugur su nueva embajada ante la Santa Sede

El embajador argentino ante el Vaticano, Eduardo Valdés, inauguró la nueva sede diplomática con un mensaje por el diálogo interreligioso y la paz en el que se destacó "la importancia del encuentro y la construcción de puentes".

Por Corresponsal

"Abrir esta nueva sede ante el Vaticano tiene como sentido que los argentinos puedan venir, participar, tener su embajada, todo de acuerdo a la envergadura que significa tener un papa de nuestro país", aseguró Valdés a Télam tras la inauguración del nuevo piso, que fue bendecido por el canciller de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales del Vaticano, Marcelo Sánchez Sorondo.

Durante la inauguración del nuevo inmueble, un amplio tercer piso a pocas cuadras de la Plaza San Pedro y por el que el embajador agradeció "a la presidenta Cristina Fernández y al canciller Héctor Timerman por su ayuda", Valdés proyectó un video con un saludo hecho especialmente para la ocasión por los miembros del Instituto de Diálogo Interreligioso de Buenos Aires (IDI).

Así, el islámico Omar Abboud, el ex vocero papal Guillermo Marcó y el rabino Daniel Goldman enviaron sus bendiciones resaltando la "construcción" que significa el diálogo interreligioso, al que calificaron como un "sello" del país.

En la inauguración, Valdés destacó que "de acuerdo a los organismos oficiales de Italia, el turismo argentino es el que más ha crecido en el pontificado de Francisco, y el que más lo hará durante el Año Santo que comienza el próximo 8 de diciembre".

"Nosotros tenemos un gran orgullo que es tratar de que puedan ver al Santo Padre, hablarle y estar cerca suyo. Ahora, en esta embajada, con instalaciones más cómodas, vamos a cumplir mejor ese objetivo", auguró el embajador tras la ceremonia en la que también se designó como "Sala Alicia Oliveira" al despacho del jefe de misión de la embajada.

Entre los presentes estuvieron, el secretario de la Pontificia Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry, los embajadores ante Italia, Torcuato di Tella, y ante la FAO, Claudio Rozencwaig, el agregado económico en Roma Guillermo Moreno y el cónsul en Milán, Luciano Tanto.

También participaron el número 2 del Dicasterio vaticano de la comunicación, el monseñor argentino Lucio Ruiz, la directora del Osservatore Romano edición en español Silvina Pérez, el actor Víctor Laplace y el miembro de la secretaría de Estado vaticana, Giuseppe Laterza, en representación del papa Francisco.

"Es también una ceremonia interreligiosa, porque creemos que es un orgullo que tenemos para mostrar desde la Argentina: la convivencia pacífica entre las distintas comunidades, de diversos orígenes", exaltó Valdés.

En su mensaje, Abboud destacó que "en Argentina, musulmanes, judíos y cristianos hemos generado un ámbito que tiene que ver con la convivencia. Hoy el diálogo interreligioso es una idea incorporada al ser nacional, y el hecho de enviar este saludo y nuestros mejores de augurios tiene que ver con nuestros más profundos sentimientos".

Goldman, por su parte, recordó que "en hebreo, inaugurar se dice como la festividad de Janucá, que es la idea un milagro, de que una pequeña luz que iba a iluminar sólo por unas horas el espacio del santuario lo iluminó por varios días, y esos 8 días se consideran un momento de milagro".

"Para nosotros es un hecho trascendente", opinó en tanto Marcó, que realzó "el servicio tan lindo que prestan en la embajada con la gente que con tanta esperanza y fe va a verlo al papa Francisco".