21/11/2015 balotaje

Michetti, de forzar las primarias en el PRO porteo a ser compaera de frmula presidencial de Macri

La candidata a vicepresidenta por Cambiemos, Gabriela Michetti, llega al balotaje presidencial luego de un año bisagra en su carrera política tras forzar en la Ciudad unas elecciones primarias por primera vez en el PRO, al rechazar el pedido de Mauricio Macri de ser su compañera de fórmula, rol que luego terminó asumiendo a pesar de la derrota ante Horacio Rodríguez Larreta, gracias al favor de las encuestas.

 


Sin dudas, este fue el año de vida política de Michetti más inestable e intenso: su decisión irreductible de competir en las primarias porteñas a contramano de la cúpula partidaria dividieron las aguas al interior del PRO como nunca antes, y si bien resultó derrotada, obtuvo en las internas el 40% del voto total que recibió el macrismo.

Tras unas semanas de descanso y más bajo perfil -y de comenzar a articular una especie de línea interna del PRO con quienes la apoyaron a pesar de expresar un cerrado respaldo a Rodríguez Larreta-, el nombre de Michetti volvió al candelero al sonar con fuerza como posible candidata a vicepresidenta, anunciado formalmente el día anterior del cierre de listas del 20 de junio pasado.

Oriunda de Laprida (pequeña localidad del sur de la provincia de Buenos Aires), la actual presidenta del bloque de senadores del PRO obtuvo su banca en los comicios parlamentarios de 2013, después de cumplir su período como diputada nacional 2009-2013.

Aquella banca en la Cámara baja fue, según contaría años más tarde la propia Michetti, una de sus decisiones políticas más difíciles, ya que para encabezar la lista de diputados nacionales del PRO debió renunciar a la vicejefatura del gobierno porteño, algo que la alejaría de la órbita de la gestión y, por ende, la debilitaría en la carrera para suceder a Macri.

En 2007, Macri buscaba competir por segunda vez por la jefatura del gobierno de la Ciudad tras la derrota en 2003, y en el intento de suavizar su perfil eligió como compañera de fórmula a Michetti, quien ejercía como legisladora porteña desde 2003, siendo la jefa del bloque de Compromiso para el Cambio (la marca electoral que antecedió a PRO).

Varios años después, ocurriría algo similar: a pesar de los desencuentros con Macri de comienzo del año (el presidenciable decidió apoyar públicamente a Rodríguez Larreta en la carrera para sucederlo), el líder del partido la elegiría como compañera de fórmula presidencial, basado -según dejaban trascender desde el equipo de campaña- en los números favorables de Michetti entre el electorado, especialmente en aquel que le solía ser más esquivo a Macri, como el del interior del país.

El jefe de campaña de Cambiemos, Marcos Peña, fue quien acercó a Michetti a Macri en la génesis de Compromiso para el Cambio, y previo a eso, la actual senadora fue funcionaria del Ministerio de Economía en 2002, coordinando un programa del BID en materia de comercio exterior, a la vez que era profesora en la Universidad del Salvador, donde años antes se recibió de Licenciada en Relaciones Internacionales.

De su pasado previo a la vida pública, el momento que marcó la bisagra en su vida personal fue el accidente automovilístico de 1994 que la dejó parapléjica por una lesión medular, y que ocurrió mientras viajaba de Laprida a Buenos Aires junto a su por entonces esposo.