20/11/2015 tras los ataques

Francia recibe el apoyo del Consejo de Seguridad y de la UE en su lucha contra el Yihadismo

Una semana después de los letales ataques en París, Francia recibió hoy apoyos clave en la lucha contra el yihadismo: la Unión Europea (UE) acordó aumentar los controles sobre sus ciudadanos que viajen al exterior, entre otras medidas, mientras que su resolución presentada ante el Consejo de Seguridad de la ONU para actuar contra el Estado Islámico (EI) fue aprobada por unanimidad.

 
Mientras los titulares de Justicia e Interior de la UE, reunidos en Bruselas a pedido de Francia tras los ataques del EI que mataron a 130 personas en su capital, acordaron aumentar los controles sobre todo el territorio europeo, el Parlamento francés aprobó hoy de manera definitiva la prolongación por tres meses del estado de emergencia (sitio) declarado el viernes pasado.

Los miembros de la UE acordaron aumentar el control sobre sus ciudadanos que viajen al extranjero, reforzar el control de armas y recopilar más datos de los pasajeros de aerolí­neas, informó la agencia de noticias EFE.

También acordaron compartir más datos de inteligencia, especialmente sobre sospechosos como los belgas y franceses que se cree que volvieron de Siria para atentar en París, así como poner en marcha nuevos controles sobre bitcoin, efectivo y otras formas de mover dinero por fuera de los sistemas bancarios supervisados.

"Tenemos que actuar con firmeza, necesitamos hacerlo rápido y con fuerza", dijo el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve, en rueda de prensa, alabando el apoyo que Francia habí­a recibido.

Como hay evidencias de que algunos de los atacantes de Parí­s -que estaban en listas de vigilancia antiterroristas- llegaron a Europa entre las decenas de refugiados o con pasaportes falsos, los datos de todos los viajeros, incluidos ciudadanos de la UE, que entren y salgan las fronteras de los paí­ses de la zona Schengen serán sistemáticamente comprobados con los de las bases de datos policiales.

Actualmente, la mayorí­a de los ciudadanos de la UE apenas son sometidos a comprobaciones visuales de los documentos.

Además, presionados por Francia, los ministros europeos también accedieron a revisar el sistema fronterizo Schengen para que estas comprobaciones sistemáticas de ciudadanos de la UE sean obligatorias y también para introducir las comprobaciones de datos biométricos para quienes cruzan las fronteras.

La llegada este año de centenares de miles de inmigrantes, incluidos muchos refugiados sirios, y sus posteriores movimientos masivos por las fronteras europeas, sacudieron el Schengen, el sistema común que permite a las autoridades competentes de los Estados miembros disponer de información relativa a algunas categorí­as de personas y objetos.

Los temores de seguridad tras lo ocurrido en París han visto también cómo los estados reintroducí­an comprobaciones en fronteras antes desatendidas.

En este contexto, el Consejo de Seguridad de la ONU alentó hoy a todos los paí­ses con capacidad a tomar "todas las medidas necesarias" para actuar contra los yihadistas del EI en Siria e Irak, donde quiere instaurar un califato.

El máximo órgano de decisión de la ONU adoptó por unanimidad una resolución impulsada por Francia en respuesta a los ataques en Parí­s.

El texto propone "redoblar y coordinar" la lucha antiterrorista, expresa la intención de ampliar las sanciones contra individuos y entidades vinculadas con el EI y pide hacer más para detener el flujo de combatientes extranjeros hacia Medio Oriente.

Pero pese a ese llamamiento a usar "todas las medidas necesarias" contra los yihadistas, la resolución no invoca el capí­tulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, que proporciona tradicionalmente el marco legal para el empleo de la fuerza.

El texto condena en "los términos más duros" los "horrendos ataques terroristas perpetrados por el EI" en junio en la ciudad tunecina de Susa, en octubre en Ankara y con el derribo de un avión ruso sobre el Sinaí­ y en Parí­s hace una semana, así­ como todos los demás atentados cometidos por el grupo.

Según el Consejo de Seguridad, el EI "tiene la capacidad y la intención de llevar a cabo más ataques" y representa una "amenaza global y sin precedentes a la paz y seguridad internacionales".

"Frente a Daesh, tenemos a la humanidad en común. Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas, tenemos el deber de defenderla", dijo hoy inmediatamente después de la votación Francois Delattre, el embajador francés.

Por su parte, el Parlamento francés aprobó hoy de manera definitiva la prolongación por tres meses del estado de emergencia, que ayer habí­a recibido media sanción en Diputados.

El texto, que fue respaldado por la gran mayorí­a de los legisladores -336 de los 348 presentes, mientras que los 12 restantes -comunistas y ecologistas- se abstuvieron de votar, no fue debatido en segunda lectura en ninguna de las dos Cámaras, pese a las restricciones de las libertades que plantea.

La nueva ley modifica una aprobada en 1955 cuando Francia instauró por primera vez el estado de emergencia, y se espera que sea promulgada antes de que termine la semana próxima, informó el primer ministro Manuel Valls.

La prolongación del estado de emergencia comenzará a partir del jueves próximo, fecha en que expira el establecido por decreto a primera hora del sábado pasado, poco después de los atentados.

Tras la aprobación, el prefecto del departamento francés de Yonne, en el norte de Francia, declaró el toque de queda en la comuna de Sens.

La medida estará en vigencia hasta el lunes próximo desde las 10 de la noche de hoy hasta las 6 de la mañana (hora de Francia).
El toque de queda fue declarado tras el allanamiento de una vivienda en Sens en la que se hallaron armas ilegales, documentación falsa y se detuvo a varias personas.

En tanto, un portavoz de la Fiscalí­a de Parí­s, informó hoy que la mujer fallecida el miércoles pasado en una operación policial contra un apartamento de Saint Dennis era Hasna Aitboulahcen y que no se suicidó al detonar un cinturón explosivo, como la Fiscalía informó en un anteriormente, aunque no precisó las condiciones de su muerte.

"Todavía es demasiado pronto para establecer las condiciones de su muerte", precisó la fuente citada por la agencia de noticias EFE..

Tampoco se ha podido determinar el género de la tercera persona muerta en Saint Dennis, cuyo cadáver fue hallado hoy y que en principio se creyó que era un hombre, agregó el vocero del Ministerio Público.

Lo que si han corroborado los investigadores es que el presunto cerebro de los atentados, el belga Abdelhamid Abaaoud, resultó muerto en esa operación.