20/11/2015 Ciudad

Bienal Unasur, un mbito de apertura hacia el arte y la cultura latinoamericana

La ministra de Cultura, Teresa Parodi, inauguró el encuentro "Sur Global-Hacia la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Unasur", en el que destacó la labor de los artistas "en un tiempo de gran integración latinoamericana" y bregó porque la iniciativa que tendrá lugar en 2017 y comprende a 12 países del hemisferio Sur "se instale en el mundo de las bienales".

"Esta idea no podía ser pensada más que por artistas", destacó Parodi durante un acto que se celebró en porteño Museo de los Inmigrantes, antiguo hotel que recibía la migración europea a principio de siglo pasado, en donde se dio inicio a las acciones para definir las características de la inédita bienal, junto a curadores, investigadores, críticos y coleccionistas de todo el mundo.

La ministra celebró que la sede de este encuentro bianual artístico de la región sea el Centro Cultural Kirchner (CCK), "un faro que se abrió hacia América Latina y hacia el mundo", en tanto se mostró confiada en que funcione como "un espacio de apertura de Latinoamérica hacia el mundo".

En este sentido, Aníbal Jozami, rector de la Universidad de Tres de Febrero y director de la Bienal del Unasur añadió que "el arte y la cultura de América del Sur tienen un altísimo nivel no suficientemente reconocido en el resto del mundo" y por eso la iniciativa intenta ser "un hito sobre el arte latinoamericano".

"En cuántos museos importantes del mundo aún falta que haya piezas de Antonio Berni, de Cándido Portinari y cuántos historiadores y críticos de arte de nuestra región, que tienen obras, no lograron la circulación que se merecen" se preguntó Jozami, al explicar los motivos por los cuales se motoriza esta iniciativa, donde se intenta que "todas las corrientes artísticas sean protagonistas".

La finalidad de esta proyecto es "pensar el arte y la cultura desde la postura de mujeres y hombres del sur y crear un diálogo sur-sur, algo que no nos interesa sólo a nosotros, sino también al resto del mundo", aseguró Jozami.

En este sentido, aseveró que "en Europa se plantea la necesidad de que desde acá salga el frescor perdido de un mundo que ha mezclado en demasía el arte y la cultura con el lujo y el negocio".

La Bienal que comienza a delinearse con el encuentro de esta jornada en el Museo de los Inmigrantes -de la mano de curadores como Diana Weschler o el filósofo y sociólogo francéss Gilles Lipovetsky- "hará historia en la cultura de América del Sur", remató Jozami.

“Sur Global” es la primera acción pública de la Bienal, en la que curadores, artistas y coleccionistas tienen como desafío "que el arte de la región se exprese y se muestre no como un gueto, sino a la par de otros territorios, y se convierta en referencia mundial", aseveró.

En diálogo con Télam, Wechsler remarcó la importancia, en cuanto a la representatividad, de lograr "una bienal sin ligaduras a una ciudad o a un país en particular, sino incubada en un proyecto transnacional".

La investigadora de Conicet y curadora del Museo de la Untref (Muntref) se refirió a "una bienal pensada desde el sur y desde la contemporaneidad, que se desmarque de la tradición de ser el punto de arribo y el momento único y trabaje sobre el concepto de proceso, propio del arte contemporáneo".

Se trata de un proceso poco habitual, continuó, que "se inicia con este evento y tendrá continuidad en sucesivos encuentros, para asistir al desarrollo de los artistas que se irán sumando".

La bienal, que busca "renovar formatos tradicionales del arte contemporáneo", contará con "un equipo de curadores surgido de un concurso", en lugar del habitual nombre unívoco para definir su contenido y participantes, señaló Wecshler.

Por su parte, Ticio Escobar otro de los participantes de esta jornada y director del Museo del Barro del Paraguay, consideró "muy auspicioso el inicio de una bienal con una reflexión analítica, en este caso sobre las artes latinoamericanas que conforman un momento especial".

"El arte contemporáneo necesita un encuadre de debate abierto, con la posibilidad de un espacio en el cual crucen lecturas porque está muy comprometido con el pensamiento en sí mismo", dijo Escobar.

En tanto sostuvo que "Unasur funciona como nexo en torno a una serie de objetivos que tienen regionales que tienden a crear una sinergia y cada vez se vuelven más importantes en el Cono Sur".

Para esta primera jornada fueron convocados, además,Luis Camilo Osorio, del Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro; el curador del Museo Hirshhorn de Estados Unidos, Stéphane Aquin; y el director de la Escuela de Bellas Artes de Chile, Ramón Castillo.

Así como los artistas Jorge Macchi (Argentina), Días&Riedweg (Suiza-Brasil), Voluspa Jarpa (Chile), Claudia Casarino (Paraguay), Tatiana Trouvé (Francia) y Daniel Santoro (Argentina), Charly Nijensohn (argentino residente en Berlín) presentaron sus proyectos y dialogaron con curadores, críticos y coleccionistas.