06/11/2015 acto

Se puso en funcionamiento el tercer radar primario argentino

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó mediante una videoconferencia con la base aérea de Merlo el tercer radar primario argentino 3D de largo enlace, en un acto en el que se anunció la firma del contrato para desarrollar otros seis nuevos radares nacionales.

En diálogo con la mandataria, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, explicó que este "nuevo radar (que fue) fabricado íntegramente en Argentina por la empresa Invap" permitirá ampliar la cobertura y la vigilancia del espacio aéreo nacional con tecnología, ingeniería e industria nacional.

 

"Aquí funciona la unidad de espacio y control, donde ser recibe la información de todos los radares que están desplegados en el territorio nacional", indicó Rossi respecto de la base militar de Merlo, y mostró un mapa con la cobertura de los radares en el país, en el que "gran parte de la frontera norte está totalmente radarizada".

Rossi destacó que en 2004, por decisión del entonces presidente Néstor Kirchner, se creó el Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial (Sinvica), una estrategia nacional de radarización inédita para cubrir la totalidad de la Argentina.

En ese año "había solamente cinco radares ubicados en aeropuertos", en los de Paraná, Ezeiza, Mar del Plata, Córdoba y Mendoza, recordó el ministro, y destacó que "a partir de esa decisión, la aviación comercial argentina cuenta con 27 aeropuertos con radares".

"Hoy el 95 por ciento de las rutas comerciales del país están radarizadas", precisó el funcionario, y consideró que en el marco de la campaña electoral, en el que "hoy se debate lo que significa la radarización de la frontera" para el combate del narcotráfico, "quiero decir que hace 11 años atrás alguien pensaba esto por todos nosotros".

"Cada uno de los radares tiene un alcance de de 400 kilómetros de radio para contactar todo el transporte aéreo de la zona. En algunos lugares vamos a tener dos radares que toman el mismo espacio aéreo", destacó Rossi.

A partir del plan Sinvica, el Gobierno tomó la decisión política de apostar por el desarrollo de sus propios radares con tecnología e industria nacional, lo cual impulsó el proyecto del Radar Primario Argentino (RPA).

El ministro afirmó que el contrato para la producción de la segunda serie de seis Radares Primarios Argentinos 3D de Largo Alcance, suscrito entre la cartera de Defensa, Fabricaciones Militares e Invap, implica una inversión de 1.000 millones de pesos, y los mismos servirán para ampliar la cobertura y la vigilancia del espacio aéreo argentino con tecnología, ingeniería e industria nacional.

Ese monto se suma a la inversión también de 1.000 millones de pesos que supuso el desarrollo de los primeros seis radares, construidos en el país con un 80 por ciento de componentes nacionales.

Los radares primarios, de uso en defensa y seguridad, permiten detectar aeronaves independientemente de que éstas quieran ser detectadas o no.

El Radar Primario Argentino (o RPA) es un sofisticado equipo para detección, vigilancia y control con un radio de cobertura de 400 kilómetros; además tiene un excelente rendimiento, bajos costos de mantenimiento y es fácilmente adaptable a distintos escenarios geográficos y climáticos, según informó el Ministerio de Defensa.

Los RPA que ya están instalados se encuentran en Merlo, provincia de Buenos Aires; y Las Lomitas e Ingeniero Juárez, en la provincia de Formosa.

En San Pedro, provincia de Misiones, el radar está en proceso de instalación; mientras que ya están fabricados en Pirané, Formosa, y en Península Valdés, Chubut.

Luego, hay uno en proceso de fabricación en la Isla Grande de Tierra del Fuego, y un radar de alcance medio en Tartagal, Salta.

De la videoconferencia participaron también el jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, Mario Callejo; el director del proyecto Radares, Guillermo Saravia; el secretario de Ciencia Tecnología y Producción para la Defensa , Santiago Rodríguez; el gerente General del Invap, Héctor Othegui; el intendente electo de Merlo, Gustavo Menéndez; y el consejal electo de esa localidad, Walter Beltrán.