21/10/2015 Derechos Humanos

Comienza maana el cuarto juicio de lesa humanidad en Jujuy

Tendrá en el banquillo de los acusados a 15 imputados por delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad y por imposición de torturas.

La causa investigará el secuestro de militantes del Partido Comunista, conocidos como el grupo Tumbaya, privados de su libertad en la localidad del mismo nombre y en la capital jujeña, entre agosto y diciembre de 1976, según se informó desde la secretaría del Juzgado Federal 2 de Jujuy.

El proceso, permitirá indagar sobre el traslado de las personas secuestradas el 15 de diciembre de 1976, día en el que dos camiones partieron del penal de Gorriti al Aeropuerto "Horacio Guzmán" de donde sólo una de las unidades regresó

Entre los imputados, quienes pertenecieron a la policía de la provincia, al servicio penitenciario y al Ejército, entre otras fuerzas de seguridad, se encuentran Alberto Callao, Juan Carlos Vaca, Siro Goyechea, Armando Ruíz y Armando Claros, los cuales están detenidos.

También, se juzgará a Carlos Alberto Gutiérrez y Ramón Herrera, quienes mantienen prisión domiciliaria, y a Catalino Soto, Melanio Portal, Federico Colmenares, Teodomiro Batalla y Jorge Ernesto Mendoza, quienes llegan a ser juzgados en libertad.

La lista de los imputados se cierra con los ex militares Rafael Mariano Braga y Eduardo Bulgheroni, condenados a prisión perpetua durante el primer juicio por delitos de lesa humanidad celebrado en la provincia y que serán nuevamente juzgados en este proceso.

Cabe señalar que, por problemas de salud fue apartado de la causa el primer imputado, Luciano Benjamín Menéndez, quien fuese en aquel momento el jefe del Tercer Cuerpo del Ejército con asiento en Córdoba y jurisdicción en nueve provincias del NOA, y quien cuenta ya con diez condenas a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad.

Las audiencias del juicio se realizarán en instalaciones de la Universidad Nacional de Jujuy (Unju), sito Av. Bolivia 1239, en el acceso norte a la ciudad capital, y está previsto que se concreten una por semana a partir de este jueves a las 16 horas.

El proceso, permitirá indagar sobre el traslado de las personas secuestradas el 15 de diciembre de 1976, día en el que dos camiones partieron del penal de Gorriti al Aeropuerto "Horacio Guzmán" de donde sólo una de las unidades regresó.

Algunas de las victimas, son los detenidos desaparecidos Paulino Prudencio Galeán, Crecente Galéan, Rosalino Ríos, Elías Juan Toconás, Rosa Santos Mamaní, Carlos Villada y Vicente Cosentini.

El caso de la desaparición de Cosentini, quien era presidente del PC, no se dio durante el traslado, sino cuando se presentó espontáneamente en la Central de Policía de la Provincia sin saberse en adelante nada más de él.

El Tribunal Oral Federal estará integrado por los jueces: Héctor Juárez Almaráz, María Cristina Cataldi, Federico Díaz y falta la designación por parte del Consejo de la Magistratura del cuarto juez.

El Ministerio Público Fiscal estará representado por el abogado Juan Manuel Sivila y Pablo Pelazzo, en tanto que el Ministerio Público de la Defensa estará representado por Matías Gutiérrez Perea, Maximiliano Ponce.

También estará la abogada Sara Cabezas quien representa al imputado Siro Goyechea, el abogado Mario Vitellini representando a Rafael Braga y Carlos Rodríguez Vega a Eduardo Bulgheroni.

La querella está integrada por los abogados Paula Álvarez Carreras y Ariel Ruarte que representarán a Rosalía Toconás y a Marcela Cosentini; la abogada de Hijas e Hijos por la Identidad y la Justicia, contra el Olvido y el Silencio en Jujuy (HIJOS), Andrea Lupiañez en representación de Rosa Santos Mamaní; la abogada Natalia Fascio representando a ATE y a Paulino Galeán; y los abogados Mario Culcuy y Cecilia Calvo representando a María Villada.

Las distintas organizaciones de derechos humanos con asiento en Jujuy, que celebran el inicio del juicio y que se encuentran convocando a la sociedad a concurrir a la primer audiencia a través de la redes sociales, entre ellas HIJOS, han denominado a esta causa "Nuna Puka", que significa Almas Rojas, por ser las victimas militantes del Partido Comunista.