08/10/2015 reunin

Kicillof: "El comunicado del G24 reconoce que sigue la crisis internacional y que las proyecciones del FMI siguen empeorando"

El ministro de Economía, Axel Kicillof, destacó el fuerte apoyo puesto de manifiesto por las naciones que integran el G24 en la lucha que lleva adelante Argentina contra los fondos buitre, al tiempo que advirtió que desde los grandes centros de poder "se intenta cargar tintas contra los países emergentes" y responsabilizarlos de la crisis generada por los países desarrollados.

Mara Laudonia

Por Mara Laudonia

En un alto en sus reuniones y antes de tomarse tradicional la foto de familia del G-24, Kicillof dialogó con Télam sobre estos temas y la reciente colocación de Boden 2020 y el pago de Boden 2015.

"El comunicado del G24 reconoce que sigue la crisis internacional y que la proyecciones del FMI siguen empeorando", dijo el ministro, quien además subrayó que el organismo multilateral "tiene un exceso de optimismo con las proyecciones de los países desarrollados que luego se ve obligado a rebajar".

Además, "se trata ahora de cargar las tinas contra los países emergentes que están siendo afectados por la caída de los commodities y la salida de capitales, y encarecimiento del financiamiento", advirtió el ministro.

Dijo que los países emergentes van a crecer en promedio 4% este año, y 2% los más desarrollados.

Kicillof recordó que el informe del FMI pone eje "en una situación donde los países más vulnerables donde está la población con más necesidades, reciben el problema de crisis heredada de países centrales que ademas el FMI no viene haciendo la reforma -de cuota y mayor participación a emergentes-, por la imposibilidad del Congreso de EEUU de aprobarlas", entre otras cuestiones.

Sostuvo también que "los organismos de crédito debieran ser los que otorgan financiamiento barato pero esto no está funcionando".

En referencia al punto 12 del comunicado del G24, que saluda la aprobación por parte de Naciones Unidas de los principios para las reestructuraciones de deuda, dijo que "hay países que están fuertemente endeudados y sufren ataques de los fondos buitre".

Kicillof reveló que "Perú mismo -donde se realiza la cumbre anual del FMI y el BM- está siendo objeto ahora de ataque que pretende cobrar 100% de deuda muy antigua a través de la vía judicial".

Sobre la reciente colocación del Boden 20 y el pago del Boden 15, lamentó las críticas y los dichos "descabellados" sobre el tema que se publicaron en medios gráficos argentinos.
"Con el Pago del Boden hicimos el pago más grande de las últimas décadas, la última vez que hubo bonos de estas magnitud no se pagaron porque caímos en default y ahora pagamos, nos desendeudamos en 6000 millones de dólares", enfatizó.

Respecto a la colocación del Boden 2020 dijo que "había inversores cuya magnitud desconocíamos que tenían interés porque acá en Lima todo el mundo sabe la volatilidad e incertidumbre que hay y el aumento de tasas, que eso no puede medir". A modo de ejemplo citó el caso de un "país africano que se endeudo al 18% y casi no consigue fondos".

Y la colocación reciente se realizó "en atención a la demanda y no de necesidad. Lo que hicimos fue abrir subasta y tomar los datos de la subasta y alcanzó un monto de 670 millones de dólares", expresó el ministro.

Relacionado a esto último, sobre el nivel de reservas, recordó que "el año pasado, la mayoría decía que las reservas iban a terminar en 15000 millones de dolares,y llegamos con aproximadamente 33000 millones de dolares. Me gustaría que se hagan cargo de los pronósticos fallidos que hicieron de lo que pensaban sobre las necesidades Argentina y su incapacidad para el análisis".

Esta noche, Kicillof participará en Lima de la cena de trabajo con ministros de Economía y de presidentes del Bancos centrales del G20, de la que también participará el titular del BCRA, Alejandro Vanoli.

Mañana, a primera hora, Kicillof tendrá una reunión con Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial, con quien suscribirá el acuerdo de créditos anunciados hoy.

También se reunirá con el ministro de Finanzas chino, para avanzar en las negociaciones de un nuevo swap de monedas con el país asiático.