08/10/2015 Asamblea en Per

El G24 destac la resolucin de ONU contra los fondos buitre

La reciente aprobación en Naciones Unidas de los principios básicos para dar sustento a los procesos de reestructuración de deuda y la necesidad de que los países más desarrollados comuniquen adecuadamente su política monetaria para no afectar a las economías en vía de desarrollo, fueron algunas de las principales conclusiones del documento final.

Mara Laudonia

Por Mara Laudonia


El encuentro formó parte de la previa al inicio formal de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, que comenzará mañana en la capital de la nación incaica y que se extenderá hasta le domingo.

A la salida de la reunión, el ministro de Economía, Axel Kicillof, ponderó el documento final del G24 -que consta de 19 puntos- y dijo que son un "llamado de atención" a los países centrales que tienen la conducción del FMI, debido al poder de voto vigente dentro del organismo.

Kicillof calificó de "contradicción a lo que plantea el FMI, debido a que los organismos piden ahora un crecimiento más inclusivo y más infraestructura, y luego no proveen un financiamiento" acorde para concretar esos objetivos.

En este sentido, destacó hoy el acuerdo alcanzado para aprobar créditos por 1500 millones de dólares con el Banco Mundial, en siete proyecto de infraestructuras para lo que resta del año.

En lo que respecta al accionar de los fondos buitre, el documento del G24 -en su punto número doce- sostiene que "a los efectos de abordar los incentivos a la conducta holdout que atenta seriamente contra los procesos de reestructuración de deuda soberana, reconocemos como positivos los avances sostenidos relativos a disposiciones contractuales para la emisión de deuda y la reciente aprobación por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas de la resolución de los principios básicos de la deuda soberana".

Asimismo, alentaron a los países emisores a incluir las nuevas "cláusulas de acción colectiva reforzadas y pari passu modificadas", de manera de poner mayores limites a los fondos buitre.

El tema de la cuotas y el pedido de celeridad de reformas para que las economías emergentes tengan más peso en las decisiones del FMI y Banco Mundial, acorde con los nuevos números de las economías mundiales, fueron mencionados en varios puntos del documento del G-24.

Sobre la necesidad de financiamiento para obras, el G24 dijo que esto es "vital para aumentar la cantidad y calidad de las inversiones en infraestructura para apoyar el crecimiento" y que esto "contribuirá a reducir la pobreza y promover la capacidad de recuperación del medio ambiente".

En este sentido el foro hizo un llamado a los bancos multilaterales de desarrollo (BMD) "para fortalecer su papel en apoyar el desarrollo de infraestructura y la financiación, incluso a nivel regional".

También solicitaron a las instituciones financieras internacionales dar prioridad a los países en desarrollo, de manera de "tener mayor acceso a la financiación de la infraestructura externa, manteniendo la sostenibilidad de la deuda".

Dijeron también que esperan "con interés la puesta en funcionamiento del Banco Asiático de Infraestructura Inversión (AIIb) y el Banco de Desarrollo de Nuevos (ND)".

En el primer punto del documento del G24 se hace especial mención a que "los países emergentes y mercados en desarrollo (EMDCs) siguen siendo los principales motores del crecimiento mundial, aunque algunos están experimentando una desaceleración".

Por eso reclamaron a los países desarrollados "una política eficaz y bien secuenciada que se comunica adecuadamente para protegerse contra posibles riesgos de inestabilidad financiera, incluidos los procedentes de la normalización de la política monetaria".

"Hacemos hincapié, agregaron, en la importancia de una cesta del DEG más inclusiva y esperamos con interés la finalización de las obras del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el método de valoración en vista de los recientes cambios en los pesos económicos de los flujos comerciales y financieros internacionales".

En la reunión Kicillof estuvo acompañado por el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli; el subsecretario de Financiamiento Internacional, Agustín Simone, el director por la Argentina ante el FMI, Sergio Chodos; la embajadora argentina en EEUU, Cecilia Nahón, y el embajador argentino en Perú, Dario D'Alessandro.