07/10/2015 inclusión

Un nuevo curso gratuito de inglés para personas sordas apuesta a la inclusión a través de la capacitación

El Centro Universitario de Idiomas (CUI) comenzará a dictar el 16 de octubre próximo un curso gratuito de inglés para personas sordas en su sede ubicada en el barrio porteño de Balvanera, una propuesta educativa de la que existen pocas alternativas y que apuesta a la inclusión de algunas de los casi 947.000 argentinos que, según datos del censo 2010, viven con alguna discapacidad auditiva.

"Quiero enseñar inglés a las personas sordas para que tengan más posibilidades de conseguir trabajo, para que se amplíen sus oportunidades de comunicación y para que se les abran más puertas", expresó a Télam Pablo Pomeranec, docente a cargo del curso gratuito que se llevará a cabo en la calle Junín 222.

Pomeranec, de 45 años, es sordo de nacimiento -al igual que su hermano gemelo Diego- y tiene un audífono que le permite escuchar sonidos (timbre, bocina, ambulancia) de un solo oído pero sin entender palabras; es por eso que lee los labios, está oralizado y, además, maneja la lengua de señas.

En 1991 descubrió que tenía una tía lejana que era profesora en la Universidad Gallaudet en Washington: una casa de estudios que desarrolla programas de carrera para personas sordas.

"Cuando llegué a esa universidad me quedé asombrado porque había alumnos, profesores, doctores, abogados y científicos que eran todos sordos, y me emocioné mucho", contó sobre la casa de altos estudios donde realizó un curso de perfeccionamiento en inglés y, además se graduó en Administración de Empresas y Finanzas.

Volvió a Argentina en 1998 con la promesa de "ayudar", y remarcó que hubo una frase que leyó en la universidad que le quedó "grabada" para siempre: "Una persona sorda puede hacer cualquier cosa, menos oír".

Así trabajó en empresas de telecomunicaciones, como asesor de inglés en instituciones, en áreas de administración y finanzas, y actualmente también se desempeña como profesor de tenis.

Tras recorrer varios institutos de idiomas y luego de que le "cerraran la puerta" en todos ellos llegó -por consejo de un amigo- al CUI, el cual aceptó su propuesta.

El curso "Inglés para personas sordas" se comenzará a ofrecer de manera gratuita los lunes de 19 a 22, y los viernes de 18 a 21 y si bien ya están con cupo completo, se está planificando "abrir un tercer grupo", informó a Télam, Roberto Villaruel, director General del CUI.

Las clases consisten en brindar un curso introductorio de la "American Sign Language (ASL)", e incluirán la lecto-comprensión de palabras y textos en inglés.

"El año que viene tengo la idea de armar un proyecto de intercambio de estudiantes que permita que un extranjero estudie nuestra lengua de señas, y un argentino estudie en otro país", contó Pomeranec.

Dentro de las alternativas que existen para enseñar inglés a personas sordas, también se encuentra el proyecto "Pulgares Arriba!" (Thumbs Up!), ideado por Sonia Toledo, docente de varias escuelas de la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa tiene por finalidad la "inclusión educativa de calidad basada en la enseñanza del Inglés escrito y por señas para la comunidad sorda e hipoacúsica", explicó la educadora a Télam.

"Se combina la estimulación e integración multisensorial junto al aprendizaje significativo con un equipo interdisciplinario de abordaje integral", añadió

El proyecto salió semifinalista en Ginebra (Suiza) al competir por Argentina en el Foro de Innovación Social y Ética Global (SIGEF 2014) organizado por la red social HORYOU.

La educadora contó que se está gestionando la implementación de una prueba piloto del proyecto para el 2016, en la sede gremial de Udocba, en la localidad bonaerense de La Matanza.

Por otra parte, existe una alternativa distinta en el Instituto Oral Modelo. institución dedicada a la educación oral de bebes, niños y adolescentes hipoacúsicos establecida en el barrio porteño de Balvanera desde 1956.

"Es una propuesta de inglés con modalidad de taller optativo para los estudiantes de la primaria de la institución. que existe hace seis años y es personalizada", explicó Guadalupe Bassi a Télam desde el colegio.

"El taller hace foco en la gramática, lectura y escritura, y está ligado a las nuevas tecnologías en el sentido de utilizar palabras con las que los chicos están en permanente contacto y les resultan familiares", aclaró.

La institución recibe a bebés, niños y niñas hasta los 14 años que tienen audífonos o implantes cocleares "a partir del diagnóstico de confirmación de la hipoacusia", en su etapa previa y posterior, expresó la directora.

"Es muy importante el trabajo de los profesionales, que forman parte del equipo transdisciplinario, para estimular el desarrollo cerebral auditivo que posibilita el pensar, escuchar y hablar", destacó.