02/10/2015 Muntref

Migraciones, exilios, itinerancia y fronteras se cuelan de manera potica en una exposicin

Temáticas tan actuales y acuciantes como los exilios, la itinerancia, los límites y las fronteras sobrevuelan la exposición "Migraciones en el arte contemporáneo", que reúne obras de destacados artistas de distintos países que indagan estas problemáticas y acaba de abrir sus puertas en el Muntref Centro de Arte Contemporáneo.

Por Mercedes Ezquiaga

Un inmenso camastro de varias cuchetas y altisimas escaleras de mano, con mantas multicolores y bolsas de compra, colgadas a los costados de la cama, del artista camerunés Barthélémy Toguo, "Climbing Down", recibe al visitante y evoca inmediatamente a los actuales centros de refugiados del mundo.

Esta exposición que reúne la obra de artistas de Argentina, Francia, Irán, Italia, Paraguay, República Checa, Guatemala, Turquía, Israel, Polonia, Brasil, España, Chile y Camerún no se podría resignificar de una manera más contundente que entre estas paredes, en esta sede de la Untref, que funciona en el tercer piso del antiguo Hotel de Inmigrantes, con una impresionante vista del río desde sus ventanales, a donde llegaban los inmigrantes de todas partes del mundo.

En la inauguración oficial de la exposición, "Climbing down" se presentó como una performance, con actores que toman mate, charlan entre ellos, sonrien o se quedan acostados, con el brazo detrás de la nuca, reflejando los sueños, anhelos, temores y expectativas de quienes escapan de un lugar en busca de una mejor vida, como la contracara más optimista de una realidad que se refleja de manera feroz en otras obras de la exposición.

La instalación que incluye rejas con alambres galvanizado, con púas en la cima, inaccesibles, imposibles de traspasar es obra de la artista chilena Catalina Swinburn y quien tituló a su trabajo "Rituales de identidad".

Muy cerca de esa obra se puede ver el video en loop de casi dos minutos de la israelí Sigalit Landau, titulado "Hula de alambre de púas", que exhibe el cuerpo desnudo de una mujer parada en la orilla del mar, jugando el típico juego de chicos conocido como hula-hule que consiste en hacer girar un aro de plástico alrededor del cuerpo, pero en este feroz video, el aro está hecho de alambre de púas.

Se entrecruzan en este recorrido las calles destruidas y bombardeadas de Beirut, del fotógrafo italiano Gabriele Basilico (1944-2013); la impactante y elocuente imagen del iraní Reza Aramesh que se titula "Acción 108: Palestinos esperando para cruzar el Cruce Erez mientras intentan huir de Gaza, 20 de junio de 2007]" o la instalación del argentino Hugo Aveta, una embarcación de madera con un piano en la superficie cuyos sonidos monocordes hacen pensar en un viaje nocturno infinito, angustiante, que se titula "Océano".

Se trata de videoinstalaciones, fotografías, instalaciones sonoras, videos para dos pantallas, films en super 8 y super 16 digitalizados y objetos que provienen de las colecciones de Centre Pompidou (París) Leila Heller (Nueva York/Dubai), Rampa Istanbul Art Gallery, Sfeir-Semler Gallery (Beirut/ Hamburg) y Galería SENDA (Barcelona), entre otras.

"El propósito de esta muestra es, justamente, situar el concepto de migración como problemático y a la vez, como capaz de pensar el tiempo contemporáneo en muchas direcciones, desde las migraciones forzosas que estamos viendo en la primera plana de los diarios todos los días, hasta migraciones que tienen que ver con un mundo más acotado, como por ejemplo el de las artes visuales", explica a Télam Diana Wechsler curadora de la exposición.

Y prosigue: "Además de la lectura social, la muestra plantea una reflexión sobre las formas de producción en el arte contemporáneo desde el concepto móvil de migración, en el sentido de las migraciones de ideas, medios, soportes, prácticas, representaciones socioculturales e, inclusive, la propia condición del artista".

Se exhiben también trabajos de Leila Alaoui (Francia), Claudia Casarino (Paraguay), Fouad Elkoury (Francia), Harun Farocki (República Checa), Regina José Galindo (Guatemala), Gülsün Karamustafa (Turquía), Alberto Lastreto (Argentina), Matilde Marín (Argentina), Angelika Markul (Polonia), Gisela Motta & Leandro Lima (Brasil), Natacha Nisic (Francia), Khalil Rabah (Israel), Silvia Rivas (Argentina), Isabel Rocamora (España) y Zineb Sedira (Francia). 

"¿Quién está donde? ¿Dónde situar el punto de mira en una frontera?", se puede leer en grandes letras en el centro de una de las dos salas expositivas, "que invitan a abandonar la inercia de la mirada para replantearse alguna de las preguntas del tiempo presente, ligadas a las migraciones, a las identidades, a los modos en que es posible (y necesario) configurar y reconfigurar la condición del habitar en el espacio social contemporáneo", escribe Wechsler, también subdirectora del Muntref.

“Todos somos viajeros desde que fuimos echados del paraíso, decía un pensador del siglo X. Mil años más tarde, doscientos treinta y dos millones de personas en desplazamiento en el mundo confirman su aserto. Migraciones (en el) arte contemporáneo, conlleva el concepto de fronteras –en su sentido más amplio–, desde las nacionales hasta las de estilo artístico. La sensibilidad de quienes forman parte esta exposición nos permite, en el marco de la belleza de sus obras, rastrear en la profundidad de esas temáticas”, reflexiona Aníbal Jozami, rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

La muestra permanecerá abierta hasta el 31 de diciembre, con entrada libre y gratuita, de martes a domingo de 12 a 20 en el MUNTREF – Centro de Arte Contemporáneo, Av. Antártida Argentina (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus). Entrada por Apostadero Naval, Puerto Madero.