30/09/2015 reestructuracin de deuda

La embajadora Perceval destac el reconocimiento internacional a la inciativa del pas contra los buitres

La diplomática ante Naciones Unidas señaló que "la iniciativa de la presidenta de la Nación" Cristina Fernández de Kirchner, en referencia a la futura relación legal entre los países soberanos y los fondos buitre, "fue reconocida, respetada y esperada por la inmensa mayoría de la comunidad internacional" en ese organismo.

"El tema de la deuda no solamente tuvo el alivio y el perdón, sino que ha venido encontrando caminos de solución que no eran debidamente correspondidos con los procesos de reestructuración de deudas soberanas", agregó María Cristina Perceval en diálogo con Télam.

Desde su despacho en el piso 25 de uno de los edificios de las Naciones Unidas en Nueva york remarcó que "desde hace 35 años se venía pidiendo que las Naciones Unidas debatiera estos temas en la Asamblea General, y durante este tiempo fue imposible porque se decía que justamente no era éste un órgano competente para tratar los temas económicos o financieros, pese a que así lo dice la Carta de Naciones Unidas".

Añadió que "es muy valioso el reconocimiento a la iniciativa de decidir que la Asamblea General es el órgano competente para discutir cuestiones económicas y financieras".

"También fue reconocida, finalmente, por los países que se opusieron fervientemente a aprobarla; más allá de que en el último año hicieran una continua acción para tratar de impedir que se votara lo que se aprobó con 136 votos afirmativos, sobre 193 totales", explicó.

Para Perceval, "ante la anarquía del sistema financiero internacional y ante la impotencia de las arcaicas instituciones financieras internacionales, donde también es el club del privilegio y no el espacio de los derechos, estos principios aprobados por ONU generan el camino de previsibilidad, transparencia y equilibrio para los Estados que se reconocen el derecho a definir sus políticas macro y a reestructurar sus deudas".

Aclaró que "si bien, como dicen algunos, esta resolución de la ONU no es obligatoria; hay que decir que la Declaración de los Derechos del Hombre o la Declaración de los Derechos del Niño tampoco lo fueron, pero es la potente voz de la comunidad internacional diciendo que es lo que debe hacerse".

Por último, como una especie de balance de la participación argentina en la ONU durante los últimos años, consideró que "no se deja una pesada herencia, se deja al país en el corazón de los países de Naciones Unidas, como un país respetado perteneciente a una región con iniciativa que no esta esta resignada a perder derechos ni ser humillada para no demandarlos".