23/09/2015 energa

Cristina inaugur la central Guillermo Brown, que ya aporta 580 megavatios al Sistema Interconectado Nacional

La central demandó una inversión de 550 millones de dólares para la compra, instalación y puesta en operación de dos turbinas a gas ya aportan 580 megavatios a la oferta existente en el Sistema Interconectado Nacional.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró esta tarde -a través de una videoconferencia- la central termoeléctrica Guillermo Brown, ubicada en las afueras de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, que demandó una inversión de 550 millones de dólares para la compra, instalación y puesta en operación de dos turbinas a gas ya aportan 580 megavatios a la oferta existente en el Sistema Interconectado Nacional.

Cristina encabezó el acto desde Posadas, Misiones, donde participó de la inauguración del nuevo edifico de un hospital pediátrico.

En una primera etapa, que inauguraron la Presidenta y el ministro de Planificación Federal, Julio De VIdo, a la generación de estas turbinas -que pueden funcionar indistintamente a gas, gasoil o biodiesel- se sumarán otros 280 megavatios, con el cierre a ciclo combinado en el año 2017.

En la etapa de ciclo abierto se invirtieron 550 millones de dólares, y otros 350 millones de dólares corresponderán al cierre del ciclo combinado, lo que hace una inversión total de 900 millones de dólares para esta obra.

Durante el acto, De Vido -presente en la planta ubicada en la localidad de General Cerri- destacó "la importancia de la central por el lugar donde está enclavada, como polo productivo, industrial, petroquímico y explicó que "junto con la línea de extra alta tensión de 444 kilómetros de líneas en 500 kilovoltios, 'la interconexión Atlántica' que se construye entre Bahía Blanca y Mar del Plata, dará seguridad energética desde el punto de vista estructural, de transporte y en generación a toda la Costa argentina, equilibrando al sistema".

"Esta es la central número 29 de más de 100 megavatios que se construye desde 2003, y que fue durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, que se incorporaron 12.400 megavatios, es decir un 71% más de energía, con una inversión de 24.500 millones de dólares en el marco del Plan Energético Nacional anunciado en mayo de 2004", detalló el ministro.

Remarcó que "este año se incorporaron 1.500 MW por la concreción de obras estratégicas como la puesta al 100% d la central nuclear Néstor Kirchner (Atucha II), la de Carbón de Río Turbio, la represa Punta Negra en San Juan y la termoeléctrica Guillermo Brown.

El funcionario dijo que "antes del gobierno de Néstor Kirchner y el de la actual Presidenta la única planificación que había en materia energética era la de ver cuando se aumentaban las tarifas para los argentinos".

"Ahora tenemos una demanda de energía que creció 6 por ciento de agosto del 2014 a agosto de este año, lo que habla a las claras de una Argentina que planifica y tiene políticas claras, con un Poder Ejecutivo que administra la economía nacional", enfatizó el ministro.

La compañía a cargo del proyecto es AES Argentina y la contratista principal y proveedor de los equipos de generación es Siemens, en tanto que Electroingeniería tiene a cargo (como subcontratista principal) la ejecución de tres partes fundamentales del proyecto: la obra civil de la central, la estación transformadora y la línea de alta tensión que vincula la central con el Sistema Interconectado Nacional.

El encendido de la turbina 1 se realizó el pasado 12 de mayo y ya fue sincronizada, es decir entrega energía al sistema; en tanto que la segunda se encendió por primera vez (prueba denominada "primer fuego) el 10 de julio pasado y también fue sincronizada a la red.

A estas turbinas de gas se les incorporará en el futuro una tercera de vapor para lograr el cierre de ciclo, llevando la potencia de la central a 860 megavatios.

También se anunciaron hoy la firma del acuerdo entre el Estado Nacional y la empresa generadora de energía AES para dar inicio al proceso licitatorio para el Cierre del Ciclo por 280 megavatios, con fecha prevista de finalización en 2017, y en el caso de AES adelanto que ampliará su central en San Nicolas en 218 megavatios, con una inversión de 90 millones de dólares.

La iniciativa para construir la Central Guillermo Brown comenzó a tomar forma en 2010 como consecuencia de una deuda que el Estado mantiene con AES, cuyo pago será efectivizado mediante el aporte de fondos a través de un fideicomiso que recibirá las instrucciones de un comité de ejecución integrado por funcionarios de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y la Secretaría de Energía.

Las obras están a cargo de la empresa alemana Siemens, que se impuso en la licitación pública a la brasileña Odebrecht y la estadounidense General Electric.

Según datos del Ministerio de Planificación Federal, "el 69% de los componentes es de fabricación nacional, más de 30 empresas nacionales trabajaron con Siemens y 2.000 trabajadores fueron ocupados con las obras".

La nueva central permitirá un ahorro diario de 1.000.000 m3 de gas natural del sistema al incorporar estas dos turbinas de gran eficiencia, e implica un ahorro anual de 130 millones de dólares.

Complementariamente a la Central se construyeron un Muelle para descarga de buques de combustibles, 17 Kilómetros de poliducto de vinculación Muelle-Central, otros dos Kilómetros de Gasoductos de vinculación TGS-Central, y nueve Kilómetros de líneas de interconexión al sistema en 500 kV.

El Plan Energético llevado adelante por el Ministerio de Planificación Federal desde 2003 a la fecha permitió incorporar 3.500 nuevos megavatios instalados en Buenos Aires, con 20 centrales, ampliándose así 80% la potencia provincial.

Planificación también informó que en Buenos Aires la demanda eléctrica desde 2003 creció 64%, que se incrementó 6,6% en agosto de 2015 contra agosto de 2014, y que 1.300.000 usuarios fueron incorporados a la red provincial. A nivel país, "73% creció la demanda eléctrica desde 2003, y 4.000.000 hogares fueron incorporados a la red nacional".

La participación del Estado en la Generación se incrementó de 21 a 44% en estos últimos 12 años, mientras que los privados nacionales pasaron de 8 a 28% y por el contrario se redujo de 66 a 28% la de los privados extranjeros.