15/09/2015 fondos buitre

Perceval dijo que hubo "fuertes presiones" contra una resolucin sobre la deuda

La embajadora argentina ante la ONU admitió que hubo "fuertes presiones" a países para que no se alcanzara la resolución aprobada recientemente por ese organismo basada en la propuesta argentina para la reestructuración de deuda soberana.

Al hablar este mediodía en el salón "Arturo Illia" del Senado por invitación del Frente para la Victoria, Perceval remarcó que "durante 35 años se insistió en la necesidad de instalar el debate sobre la cuestión económica en el seno de las Naciones Unidas y nunca se quiso tratar en la Asamblea".

"Se insistió con más de 50 proyectos de resolución basados en tres principios: perdón, alivio y reestructuración", sostuvo, y denunció el "poder de extorsión, de amenaza y cinismo" que existió para que hubiera menos votos favorables a la norma, de los 136 que votaron de manera positiva.

Perceval destacó la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de plantear los temas económicos como políticos en el seno de las Naciones Unidas y reiteró que "las presiones eran fuertes" y ejemplificó que hubo "llamados telefónicos a países para que no estuvieran" bajo amenazas de retirarles beneficios.

"Estamos esperando a los que votaron en contra y a los que se abstuvieron", avisó la diplomática durante la conferencia que ofreció este mediodía en el Senado.

En este contexto, la jefa del Estado anunciará esta tarde el envió al Congreso Nacional el documento con los nueve principios que frenan el accionar de los fondos buitre que fueron aprobados por la ONU la semana pasada, para la reestructuración de deudas soberanas.

Los lineamientos que limitan a los denominados “fondos buitre”, que tuvieron sólo 6 votos en contra y 41 abstenciones, refieren a un nuevo marco jurídico multilateral para la reglamentación de estos procesos que toman en cuenta el derecho soberano en los Estados, la buena fe en las reestructuraciones, la transparencia de la información, la imparcialidad, la igualdad de los acreedores, la inmunidad soberana, la legitimidad para respetar contratos y decisiones, la sustentabilidad para evitar poner en jaque economías y la reestructuración por mayoría.

La senadora Marina Riofrío (FPV), organizadora del encuentro, expresó el compromiso del oficialismo que -dijo- "se redobla con estos logros" ya que "Argentina ha impuesto los principios generales que deben regir a nivel internacional que apuestan a la equidad en el nuevo orden económico mundial. Somos nuevamente protagonistas en el mundo”.